Nvidia proporcionará en 2025 los superordenadores para asistencia a la conducción de vehículos Jaguar Land Rover

Jaguar Land Rover ha unido fuerzas con Nvidia para emplear los superordenadores de esta marca en sus vehículos a partir del año 2025. Con este acuerdo se implementará en los modelos de la marca las más avanzadas prestaciones en conducción autónoma y asistencia a la conducción gracias a la plataforma Drive Hyperion. Esta plataforma es

Jaguar Land Rover ha unido fuerzas con Nvidia para emplear los superordenadores de esta marca en sus vehículos a partir del año 2025. Con este acuerdo se implementará en los modelos de la marca las más avanzadas prestaciones en conducción autónoma y asistencia a la conducción gracias a la plataforma Drive Hyperion.

Esta plataforma es la última evolución de la plataforma Drive de Nvidia, un sistema que permite a los fabricantes de automóviles personalizar sus vehículos añadiendo sus propias características y prestaciones, de una forma similar a lo que consiguen los sistemas análogos de Tesl o Intel. En el caso de la primera su sistema sólo lo equipan sus vehículos, mientras que en el caso de Intel su plataforma Mobile EyeQ sí está diseñada para implementarse en vehículos de diferentes marcas.

Drive Hyperion ofrece una base de hardware capaz de encargarse de los sistemas de asistencia inteligente a la conducción, estacionamiento automático y conducción completamente autónoma. Existen diversos grados de aplicación de la tecnología a la conducción, donde uno de los más básicos sería la asistencia al aparcamiento, avanzando progresivamente a la asistencia a la conducción que permite mantener el vehículo dentro de los márgenes del carril o manteniendo la distancia de seguridad con otros vehículos adaptando la velocidad. Finalmente podría llegarse hasta la conducción completamente autónoma, en la que el conductor lo único que debe hacer es indicar el destino para que el automóvil calcule la ruta y maneje de manera independiente la conducción.

Basado en microchips de Orin, este fabricante convierte a su producto en el sistema nervioso central del automóvil, llegando en primer lugar a los modelos de Jaguar Land Rover en el año 2025. Pero no es este el único acuerdo de la marca, puesto que Nvidia también mantiene acuerdos con marcas como Hyundai, Mercedes-Benz, Volvo o distintos fabricantes chinos de vehículos eléctricos.