La pandemia penalizará el gasto online este año, pero lo afianzará en el futuro

eCommerceMarketing

El confinamiento impulsa la facturación de Amazon y de los supermercados online, aunque perjudica la venta de viajes o de entradas de eventos. El gasto online caerá un 14% este año, pero se verá reforzado tras la crisis.

Es fácil pensar que la actual situación de confinamiento es un escenario propio para las compras por internet. No en vano, Amazon anunció hace unos días que su facturación en el primer trimestre creció un 17% respecto al mismo ejercicio del año anterior, tal y como informaba Business Wire.

Otro ejemplo del impacto de estas situaciones es Taobao. La compañía del grupo Alibaba fue lanzada en 2003, justo en el momento en el que los ciudadanos chinos se autoimponían una cuarentena voluntaria ante la amenaza de la SARS, antecedente de la actual COVID-19.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para los negocios online. De hecho, se estima que el gasto mundial en compras por internet caerá este año un 14% por el impacto de la pandemia, según el informe ‘Digital Commerce Coronavirus Analysis: Impact Assessments & Market Forecasts 2020-2024’, elaborado por Juniper Research. Prevé que la facturación en 2021 quedará en 9,7 billones de dólares, frente a los 11,2 billones registrados el año pasado.

Aunque es evidente que el confinamiento puede beneficiar a plataformas de ecommerce como Amazon o Aliexpress y a los supermercados online -que quizá hayan encontrado, por fin, la forma de arraigar en España-, el encerramiento total perjudica a otros muchos sectores que operan a través de internet.

Éste es el caso, por ejemplo, de los viajes y espectáculos. La consultora afirma que la actividad más afectada es la venta online de entradas y billetes de transporte, que este año experimentará un descenso del gasto online del 59% respecto al ejercicio anterior. Con los cines, teatros y salas de conciertos cerrados, las competiciones deportivas suspendidas, los transportes bloqueados y las fronteras clausuradas, la comercialización a través de internet se ha detenido prácticamente por completo.

Uno de los segmentos más afectados es la venta de billetes de avión. Los aeropuertos están prácticamente sin actividad y esta paralización tendrá efectos a largo plazo. La consultora cree que el gasto online en vuelos tendrá dificultades para recuperarse por completo en los próximos cinco años. Las aerolíneas tendrán que afrontar el desafío que comporta esta reducción de ingresos que podría redibujar el actual panorama del sector.

El informe adelanta que empezaremos a ver la luz al final del túnel en 2021, ejercicio en el que prevé que el gasto online se situará un 4% por encima de la cifra registrada en 2019. Juniper considera que los servicios digitales están mejor preparados que los comercios offline para la recuperación tras la pandemia, ya que buena parte del gasto en puntos de venta físicos se está trasladando a internet durante esta crisis sanitaria.

Además, reseña que algunos de los cambios provocados por la COVID-19, como el uso de pagos contactless en lugar de los abonos en efectivo o la compra de alimentación online, generarán cambios permanentes en el comportamiento del consumidor. La consultora opina que los consumidores se están acostumbrando a usar mucho más estos servicios digitales, por lo que anticipa que el gasto en comercio online crecerá en los próximos cinco años.

Asimismo, el estudio pronostica que los pagos por bienes digitales, como videojuegos o los servicios de suscripción de vídeo, seguirán creciendo durante la pandemia, ya que es uno de los principales recursos para el entretenimiento durante el encierro.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor