Philips 242B9T: Robustez y fidelidad de imagen en un monitor todoterreno

Workspace

Sus capacidades multitáctiles y su certificación IP54 para resistencia al agua y polvo hacen de este monitor una opción ideal para múltiples escenarios de cara al público.

Monitores LCD hay muchos en el mercado, pero lo cierto es que no es fácil encontrar modelos que se adapten a determinados escenarios relacionados con su uso por parte de los clientes, es decir, aquellos que se exponen de cara al público. Es el caso de hoteles, puntos de información interactivos, puntos de venta o incluso en educación

El monitor Philips 242B9T, de 23,8 pulgadas, es uno de los pocos que ofrecen características ideales para dichos entornos y hemos tenido la oportunidad de probarlo en detalle.

De hecho, ha sido diseñado específicamente para cubrir un nicho bastante exigente, ya no tanto en calidad de imagen (que la tiene), sino en adaptabilidad y robustez.

Lo primero que llama la atención al sacarlo de la caja es su pie de soporte, en forma de Z con dos bisagras inteligentes que permiten graduar su inclinación y altura de forma realmente fácil, sin necesidad de forzar demasiado en cada movimiento. Sin embargo, una vez situado en la posición deseada, el monitor se mantiene firme y sin ningún tipo de balanceo molesto, algo que sí suele ocurrir en otros modelos para oficinas, por ejemplo. Incluso es posible girarlo 90 grados hasta situarlo completamente horizontal.

Para el acabado, MMD (el fabricante de estas pantallas) ha usado materiales muy resistentes, incluyendo un cristal que asegura una gran durabilidad. Según indica, su dureza es similar a la del cuarzo. Este detalle es de vital importancia teniendo en cuenta que se incorpora un panel multitáctil de 10 puntos, muy sensible al tacto incluso usando guantes de látex o un lápiz táctil pasivo (incluido en la caja).

Sin dejar de lado esa robustez, su carcasa se ha diseñado para cumplir con la certificación IP54, que asegura su resistencia a salpicaduras de agua y polvo. Hay que decir que el frontal llega hasta la IP61, no así el resto del chasis.

Especificaciones a la altura 

Más allá de las características comentadas anteriormente para su uso en entornos de cara al público, el monitor fabricado por MMD ofrece una serie de especificaciones que nada tienen que envidiar a los modelos de uso habitual en los escritorios de profesionales y usuarios finales. El panel LCD se ha fabricado con tecnología IPS y sistema W-LED de iluminación trasera, concretamente con una diagonal de 23,8 pulgadas y una resolución FHD de 1.920×1.080 píxeles, más que suficiente para desarrollar su cometido en tales escenarios. 

Ofrece un tiempo de respuesta de 5ms, así como un brillo de 250 candelas por metro cuadrado y una relación de contraste de 1.000:1. Sin embargo, nosotros nos quedamos con una característica de vital importancia para cumplir con su objetivo: el ángulo de visión es de 178 grados tanto en horizontal como en vertical, lo que asegura un correcto visionado sin estar exactamente frente a la pantalla. En los tiempos de pandemia que nos toca vivir, este detalle es muy de agradecer tanto por los empleados como el propio público para que se respete la distancia social. 

En cuanto a la conectividad, incluye puertos HDMI 1.4, DVI-D, DisplayPort 1.2 y VGA, así como USB 3.1 y clavijas mini-jack de entrada y salida. Aquí, en el audio, es donde llega la única pega que le encontramos a este modelo: los altavoces incorporados, de 2W, dejan algo que desear en la reproducción de sonido.   

Finalmente, la fidelidad de los colores puros RGB es muy homogénea en toda la superficie. Como era de esperar, cuenta con un menú OSD intuitivo que permite acceder a distintos modos de visualización (SmartImage) en función del uso que se le vaya a dar a este monitor. Incluye un modo de ahorro de energía para reducir su consumo normal de 15,68W a 11,5W, también de agradecer a la hora de tener la pantalla encendida todo el día. 

En definitiva, se trata de una interesante opción para los escenarios anteriormente comentados, desde hoteles a puntos de información, pasando por entornos educativos o cualquier tipo de comercio. 

Su precio es de 299€ y es compatible con Windows, Android y determinadas versiones de Linux. 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor