¿Qué podemos esperar de la inteligencia artificial en 2018?

Innovación

La inteligencia artificial es una de las tecnologías que presenta una mayor capacidad para transformar la sociedad y los negocios el próximo año. ¿Cómo influirá en nuestras vidas?

Las noticias en tono a la inteligencia artificial (AI) no paran de sucederse. Por ejemplo, los medios de comunicación se hacen eco recurrentemente de los estudios que hablan acerca de su impacto en el mercado laboral. Y los fabricantes están apostando fuertemente por los dispositivos basados en esta tecnología, como los altavoces inteligentes.

Además, estamos viendo una evolución de la AI, que está transitando del software al hardware. Este mismo mes, Huawei ha lanzado Honor View 10, que sigue la estela del Mate 10, el primer smartphone con AI a nivel de chip. Asimismo, IBM ha presentado su chip Power9, pensado para atender las demandas del software empleado en servicios de AI y machine learning. Y antes de eso, en mayo conocíamos que Apple estaba trabajando en su Neural Engine, un procesador dedicado específicamente a las tareas de AI, que acabó materializándose en el chip A11 Bionic instalado en las tripas del iPhone X. Y otros fabricantes, como Qualcomm o Samsung, también están avanzando en este camino.

Este interés del sector en la AI demuestra que es una tecnología con mucho potencial de crecimiento, con capacidades todavía por explotar. ¿Qué podemos esperar en un futuro próximo? Joseph Reger, CTO de Fujitsu para EMEIA (Europa, África, Oriente Medio e India), ha realizado 10 predicciones acerca de la evolución de la AI en 2018.

  1. Ubiquitous virtual assistants. Estos asistentes van a aumentar su penetración sustancialmente a lo largo del año. “En la actualidad, se está usando junto a los chatbots por parte de bancos y compañías de seguros. Los consumidores notarán durante 2018 un incremento significativo, pero ya en 2020 no se darán ni cuenta de que su interfaz no es humana”, indica Reger.
  2. AI aplicada a la salud. El responsable de Fujitsu cree que los programas de salud de los gobiernos recurrirán a la AI para mejorar la salud de los ciudadanos y reducir el gasto médico. “La atención se centrará en aprovechar la tecnología para acelerar el diagnóstico e impulsar la medicina preventiva”, apunta.
  3. Nuevos modelos de negocio disruptivo. Se prevé que la digitalización de las industrias de lugar a una nueva ola de disrupción basada en AI. Y el retail se perfila como el sector en el que más se hagan notar estos cambios.
  4. Crece la inversión. Reger señala que el 80% de las grandes organizaciones invertirán en AI en 2018. Y el 60% llevará a cabo pruebas de concepto. Además, remarca que al llegar a la fase de implementación, el 100% de las empresas tendrán el problema de que sus empleados no estarán adecuadamente capacitados.
  5. Impacto positivo para los trabajadores. A pesar de los temores acerca de los efectos que puede tener sobre el mercado laboral la incorporación de la AI, el CTO de Fujitsu para EMEIA considera que surgirá un mercado nuevo para los puestos de trabajo basados en AI y que la tecnología no reemplazará significativamente a los empleados. No obstante, advierte que la AI automatizará muchos trabajos tradicionales, generando un gran desafío para 2020.
  6.  AI dedicada a mejorar la AI. A finales de 2018, la AI ya será utilizada para optimizar la próxima generación de producción de AI. “Hasta ahora, las técnicas en las que una AI es usada para mejorar el rendimiento de otra sólo existía en investigaciones”, declara. Así, este año veremos técnicas -como Generative Adversarial Networks (GANS), por ejemplo- implementadas para mejorar la producción de sistemas de AI.
  7. Generalización de la AI. Reger asegura que “todos los aspectos de fabricación utilizarán en mayor o menor medida AI a finales de 2018, por lo menos en algún punto de la cadena de valor, ya sea en logística, fabricación o mantenimiento”.
  8. Humanos y robots, codo con codo. El responsable de Fujitsu señala que los trabajadores de la línea de montaje tendrán cada vez más colegas robots. “Hasta la fecha, los robots sólo trabajaban dentro de jaulas en los procesos de fabricación. La generación emergente de robots autónomos inteligentes pueden ver, tocar y colaborar de forma segura con los humanos, mientras asumen el trabajo pesado de ensamblaje, además de las tareas aburridas y rutinarias”, precisa.
  9. Debate sobre la ética de la AI. Se espera un gran aumento del debate sobre este tema y será motivo de conversación entre los gobiernos de varios países.
  10. AI ‘invisible’. Poco a poco, nos iremos habituando a la presencia de los sistemas de AI y se irán volviendo ‘invisibles’. “A medida que se depende de la AI para realizar más tareas, éstas se volverán más familiares, tal y como ocurre con las tecnologías con las que interactuamos a diario. Esto llevará a que sea aceptada como una inteligencia más natural”, afirma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor