¿Qué piden los gigantes tecnológicos a los Reyes Magos?

InnovaciónProveedor de ServiciosProyectos

A pesar de la crisis económica que afecta a consumidores y creadores, 2013 podría ser un gran año para las compañías de TI. ¿Cuáles son sus deseos más ansiados?

Y hay otros “regalos” similares esperando a ser entregados bajo el árbol de Mozilla, Jolla y Canonical. La Fundación Mozilla quiere revolucionar el mercado móvil con la defensa de los estándares web, especialmente del lenguaje HTML5, a través del sistema operativo Firefox OS. Los fundadores de Jolla Mobile han practicado la maniobra de reanimación a la plataforma MeeGo para resucitarla en forma de un Sailfish OS con potencial de mejora. Y Mark Shuttleworth, CEO de Canonical, ha dado alas en varias ocasiones a las ganas de los usuarios de Ubuntu por ver la distribución gobernando teléfonos y tabletas. ¿Hay espacio para más sistemas operativos móviles? ¿Llegarán a comercializarse estos alevines de software? ¿Se verán recompensados los esfuerzos de sus defensores? El tiempo dirá. Por cierto, Canonical también busca reforzar su posición en la nube porque, en teoría, su distro permitiría trabajar con mayor rapidez que ninguna otra plataforma del mercado. En este campo tendrá que vérselas con la Oracle de Mark Hurd y Larry Ellison que, tras superar su rechazo por el modelo del cloud computing, está dispuesta a cubrir todos los niveles, IaaS, SaaS y PaaS.

HP y su tecnología de memristor

Por su parte, Hewlett-Packard intentará superar las secuelas del caso Autonomy abstrayéndose en aspectos más positivos como el desarrollo de su ingeniería de memristor. Esto es, la memoria no volátil de próxima generación que completa el rompecabezas de los circuitos de procesador, junto con el resistor, el condensador de capacidad y el inductor, y que muchos consideran un reemplazo viable para las tecnologías de almacenamiento NAND Flash y DRAM e incluso para las CPUs. Su gran adelanto es que puede actuar como chip de computación y almacenar datos al mismo tiempo sin necesidad de electricidad. Estos dispositivos, también denominados reóstatos de memoria, fueron concebidos por el profesor de la Universidad de Berkeley Leon O. Chua hace más de cuarenta años, pero no fue hasta el 2008 cuando se inició su desarrollo de la mano de HP. Un lustro después, sus beneficios en velocidad y consumo podrían llegar a los consumidores. Y es que todo apunta a que la empresa que dirige Meg Whitman iniciará la producción masiva de este revolucionario producto en cuestión de meses.

Con una HP mucho menos preocupada que en el pasado por el devenir de los ordenadores personales y otras compañías como Dell gastando buena parte de sus cartuchos en la industria de los servicios, su verdadera niña mimada, Lenovo hará todo lo posible por proclamarse este curso fabricante número uno de PC y así quitarse la espinita que tiene clavada. Mientras tanto su mímesis en la esfera móvil, Samsung, está decidida a vender la friolera de 500 millones de teléfonos móviles entre enero y diciembre, de los que 350 millones deberían ser unidades inteligentes. Para cumplir este reto no le vendría nada mal un toque de magia de los tres que vienen de Oriente, porque lo más lógico es que tigres asiáticos como Lenovo, Huawei y ZTE mantengan su crecimiento exponencial. A esto hay que sumar el deseo de Motorola Mobility: demostrar su capacidad para armar dispositivos Android y postularse como el fabricante de cabecera de Google con la liberación del sofisticado X Phone. Se dice que este teléfono contará con una pantalla flexible, justo la innovación que Samsung llevará al Consumer Electronic Show de Barcelona y con la que podría marcar un hito durante este 2013 en materia de desarrollo de gadgets tan minúsculos como los smartphones o tan voluminosos como los televisores.

Los deseos de la Web 2.0

¿Y en la Web? En el mundo de los 0 y los 1 existen cuatro rayitos de esperanza. El primero es el irradiado por Facebook y Twitter que, pese a haberse consolidado como dos de las redes sociales indiscutiblemente favoritas de los internautas, están encontrando dificultades para rentabilizar su modelo de negocio. Las acciones de la compañía de Mark Zuckerberg se han desplomado desde su salida al parqué en mayo, entre rumores de una nueva burbuja tecnológica; y la plataforma del pajarito azul se ha amedrentado por tales antecedentes, retrasando su propio estreno bursátil hasta que sea capaz de esclarecer sus vías de ingresos. Un buen regalo para ambas sería asentar cimientos de una vez por todas. El segundo anhelo proviene de una Yahoo! inmersa en cuantiosos cambios que, tras la contratación de Marissa Mayer, ansía con todas sus fuerzas ver resultados tangibles a nivel de organización interna y de rentabilidad.

El tercero se corresponde con Amazon, recientemente nombrada mejor site de venta (al menos en Estados Unidos). La que comenzó su aventura como librería online sabe que el futuro pasa por expandirse a nuevos mercados, empezando por Brasil o una de las regiones emergentes más destacadas del panorama económico mundial. Hacia ahí se dirigirán sus energías este curso, ¿quizás con nuevos países en mente? Por último, el empresario e informático finlandés-alemán Kim Schmitz, más conocido como Kim Dotcom, volverá a la carga el día 19 de enero con una versión re-imaginada de Megaupload si los agentes legales lo permiten y no hay más cambios de dominio. Sobre el papel se trata de una red global de intercambio P2P sustentada por la nube con la cual sus miembros podrán subir y descargar archivos libremente y de forma totalmente segura. Para ello el nuevo Mega ofrecerá cifrado de las transferencias y garantizará que cada usuario posea sus propias claves, convirtiéndose en últimos responsables del contenido que aportan.

No podemos cerrar esta lista de proyectos y deseos sin nombrar a IBM. En 2008 el Gigante Azul publicaba su tercer informe “5 in 5” con las cinco innovaciones con mayores posibilidades de hacer mella en la sociedad, tal y como se conocía, de cara a 2013. Dicha lista apostaba por soluciones baratas de energía solar, utilizables en recursos diversos como el asfalto, la pintura o las ventanas de los hogares; por una especie de bola de cristal capaz de predecir la salud de la gente, según su mapa genético; por el avance de navegar en modo manos libres, hablando con Internet y siendo respondidos; por la existencia de los asistentes de compras virtuales; y por la superación de las lagunas de memoria mediante la grabación de las conversaciones y la actividad diaria de las personas y su posterior análisis en un ordenador personal. Algunos de estos avances ya se han logrado, y el resto… ¿se hará realidad de aquí al próximo 31 de diciembre, Reyes Magos mediante?

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor