Reino Unido dice ‘no’ a la extradición de Julian Assange a Estados Unidos

CiberpoderJusticiaLegalRegulación

La justicia británica teme por la salud mental y física del fundador de WikiLeaks, al que ve como “un hombre deprimido y en ocasiones desesperado”.

Julian Assange no será extraditado a Estados Unidos. Al menos, de momento. La justicia británica ha rechazado la petición de Estados Unidos, que ahora maniobrará para revertir la decisión a través de una apelación.

Se firma así un nuevo capítulo en la larga odisea del fundador de WikiLeaks, que lleva más de año y medio encerrado en una cárcel londinense tras ser detenido en la embajada de Ecuador, donde había permanecido refugiado desde 2012. Assange evitó así una salida forzosa a Suecia, que hasta 2019 lo reclamaba a causa de una investigación por delitos sexuales, y el paso posterior a Estados Unidos para responder por la publicación de documentos confidenciales.

La jueza Vanessa Baraitser frena esta posibilidad al decidir mantener al fundador de WikiLeaks donde está. No lo ha hecho por una cuestión de libertad de prensa o por el temor a que no reciba un juicio justo. Según informa The Associated Press, el motivo es el riesgo de suicidio si Assange se tiene que enfrentar a un “aislamiento casi total” en una prisión americana.

Baraitser lo define como “un hombre deprimido y en ocasiones desesperado”, por lo tanto con un estado mental frágil, pero también con el “intelecto y la determinación” suficientes para terminar con su vida.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor