¿Repercute negativamente el uso del móvil en nuestras vidas?

MovilidadSmartphonesTabletas

El 34% de los españoles reconocen que el excesivo uso de dispositivos móviles repercute negativamente en su entorno social, según un estudio de la aseguradora Cigna.

La tecnología se cuela en todas y cada una de las facetas de nuestra vida y en la forma de relacionarnos. Echar un último vistazo al móvil y apagarlo es lo último que hacemos antes de acostarnos. Y encenderlo y consultarlo es una de las primeras acciones al despertarnos por la mañana… Si es que el smartphone no permanece encendido también durante la noche.

Esta hiperconectividad tiene múltiples ventajas pero también muchos inconvenientes. Un estudio de Phone House afirma que el 42% de los españoles no pasan más de una hora sin mirar su móvil. Y un informe de Orange Marketing Cluod indica que consultamos el smartphone más de 150 veces al día, según recogía Europa Press. Así pues, los dispositivos móviles nos acercan a las personas que tenemos más lejos, gracias a las aplicaciones de mensajería instantánea o de videollamada. Pero también pueden producir efectos negativos en la salud, generando respuestas adversas como aislamiento o ansiedad.

Según el estudio “Cigna 360 Wellbeing Survey”, elaborado por la aseguradora de salud Cigna, el 34% de los encuestados en nuestro país reconoce que el excesivo uso de smartphones y tablets está repercutiendo negativamente en su entorno social. Así, las tecnologías facilitan nuevas vías de comunicación y ayudan a mantener la relación con amigos y familiares pero estar conectado continuamente interfiere en la socialización fuera del mundo online. La aseguradora advierte que abusar del tiempo en línea reduce la interacción personal, genera distracción y, en términos extremos, puede llevar al individuo a aislarse.

Pese a ello, parece que pasamos demasiado tiempo con el móvil en la mano. El informe desvela que los españoles usamos nuestro móvil tres horas al día. El 72% afirma que lo utiliza principalmente como distracción o para conectarse a internet. Y casi el 70% indica que el gasto económico que le supone su smartphone merece la pena.

Sin embargo, buena parte de los encuestados considera que abusa del móvil. Sólo el 26% estima que el tiempo que destina a estos dispositivos es el adecuado. Y el 40% afirma que la utilización que hace de estos dispositivos es ‘normal’. Además, uno de cada tres consultados opina que vivir sin su smartphone sería imposible.

Esta dependencia está justificada por las crecientes posibilidades que brindan estos aparatos, que son usados a diario para hacer las más diversas tareas, más allá de la interrelación social: pagos y transferencias bancarias, seguimiento personal de la salud y del estado físico, compras online, navegación GPS, ver vídeos, escuchar música, jugar, etc.

Cigna remarca que la necesidad de uso llega incluso a afectar al entorno laboral, tanto por la utilización abusiva durante la jornada de trabajo como por la imposibilidad de desconectar durante las horas de descanso. Según el estudio de Orange Marketing Cloud, el 32% de los empleados consulta su terminal un promedio de 4 veces por hora.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor