Se dispara la cotización de Evergrande tras anunciar que se centrará en la fabricación de automóviles eléctricos

Green-ITInnovación

En medio de la incertidumbre por las dificultades para afrontar su deuda, Evergrande ve cómo se dispara el valor de sus acciones tras anunciar que se centrará en los vehículos eléctricos.

Evergrande es propietaria de la mayor inmobiliaria china, empresa que lleva algún tiempo afrontando grandes problemas debido a su incapacidad para afrontar su elevada deuda. No obstante sus acciones han subido un 6 % en la Bolsa de Hong Kong cuando el presidente de la empresa ha anunciado que esta va a sufrir una remodelación para convertirse en un fabricante de automóviles eléctricos. La respuesta de los mercados no ha tardado en producirse, elevándose hasta un 17 % la cotización de la filial de Evergrande especializada en el sector de la automoción.

Evergrande, un conglomerado que además de los mencionados negocios de fabricación de automóviles e inmobiliario mantiene también filiales que incluyen el embotellado de agua o un equipo de fútbol.

Su presidente, Hui Ka Yan, ha explicado que su empresa va a reducir las operaciones inmobiliarias que mantiene para centrarse en la fabricación de automóviles eléctricos, un sector en el que ya mantienen presencia puesto que este mismo mes han anunciado que su primer modelo de automóvil eléctrico saldrá al mercado en el año 2022. Se trata del modelo Hengchi, fabricado en sus instalaciones de Tianjin.

La inversión de Evergrande para poner en marcha su división de fabricación de automóviles eléctricos fue de 3.700 millones de dólares en el año 2019, pero se trata de una filial que aún está dando pérdidas (752 millones de pérdidas durante el primer semestre de 2021) pero ante el ambicioso anuncio debería esperarse un aumento de la partida dedicada a ese segmento del gigante asiático.

Lo complicado es que la situación en Evergrande impide afrontar grandes inversiones debido a la acuciante deuda, calculada en más de 300.000 millones  de dólares. Justo la pasada semana llegó casi hasta el límite del plazo para poder abonar un cupón de bonos por un importe superior a los 83 millones de dólares, con lo que los problemas de liquidez de la empresa podrían suponer serias dificultades para este ambicioso proyecto de automoción eléctrica.

Lea también :