Seat, obligada a parar la producción el viernes por la escasez de microchips

Workspace

Seat se ve obligada a interrumpir la producción en Martorell debido a la falta de existencias de microchips.

El pasado viernes 20 de agosto en la factoría de Seat en Martorell tenían inicialmente programada una jornada adicional de producción para recuperar un parón previo debido, precisamente a la falta de existencias de microchips. A pesar de ello finalmente el cuello de botella en la producción de estos componentes ha impedido que la producción se iniciase, por lo que Seat tuvo que desconvocar esa jornada adicional de producción.

Esto supone no poder recuperar la producción que se había perdido por la falta de microchips, un problema que surgió en la primavera del pasado año con el confinamiento debido a la pandemia de la COVID-19 y que afecta a múltiples sectores de la industria por la omnipresencia de los procesadores en una amplia variedad de productos.

Pese al tiempo transcurrido, la industria no ha logrado reponer los niveles de producción hasta el punto de poder recuperar la demanda interrumpida ni, mucho menos, afrontar la creciente demanda, lo que obliga a se produzcan interrupciones en la cadena de producción como esta que afecta a diversas marcas de fabricantes de coches.

En el caso de Seat, aunque a lo largo del mes de agosto se están produciendo unidades de los modelos León y Cupra Formentor, con más de 7.000 vehículos fabricados de manera adicional, no se alcanza un ritmo capaz de satisfacer la demanda de los clientes, lo que ha ocasionado un descenso del 11 % en las ventas a lo largo del mes de julio con respecto al mismo mes del pasado año, a pesar de haber incrementado un 34 % las ventas en el total de 2021 hasta alcanzar niveles previos a la pandemia.

Lea también :