Smart City Forum: La importancia de construir ciudades inteligentes

InnovaciónProyectos

La tempestad generada por el conflicto político entre Estados Unidos y China no impide que Huawei siga avanzando para responder a los desafíos de las ciudades en su particular transformación digital.

Especial desde Shenzhen

Coincidiendo con el 40 Aniversario de la ciudad Shenzhen (el denominado Silicon Valley chino), Huawei organizó la semana pasada el evento Smart City Forum, donde congregó a dirigentes de diversos municipios y expertos para hablar sobre la importancia de afrontar la transformación digital de las ciudades para conseguir una mayor sostenibilidad y ofrecer mejores servicios a los ciudadanos. Al igual que ocurre con cualquier tipo de organización, la tecnología debe ser la base para el desarrollo y construcción de cualquier municipio, de forma independiente a su tamaño.

Este evento coincide en el tiempo con la escalada de tensión entre Estados Unidos y China, aunque en esta ocasión el fabricante no quiso pronunciarse sobre el tema para centrar la atención en lo que realmente importa: la innovación que llega para definir las ciudades inteligentes del futuro.

Era el propio Guo Ping, presidente rotatorio de Huawei Technologies, el que explicaba que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) suponen hoy lo mismo que supuso la electricidad para las ciudades de hace 100 años. Es algo indispensable que mejorará la calidad de vida de cada ciudadano. Con la innovación que se está produciendo en la actualidad, los tiempos de gestión de cualquier servicio público se pueden reducir enormemente, lo que sin duda conlleva un gran beneficio para la todos.

Guo Ping, presidente rotatorio de Huawei Technologies, durante su intervención en el Smart City Forum

En este punto se planteaba un problema a tener en cuenta: cada municipio tiene necesidades y prioridades distintas, por lo que la visión de Huawei pasa por ofrecer una plataforma global que se pueda adaptar a cada uno de ellos gracias al trabajo conjunto con su ecosistema de partners y facilitar de esta forma su digitalización. Es uno de los mensajes que viene repitiendo en los últimos tiempos el fabricante y que ha hecho realidad con una plataforma que abarca cada elemento y recogida de datos (hasta 60 tipos distintos), desde el núcleo de los sistemas hasta el extremo.

Todo ello con la inteligencia artificial en el ADN de las ciudades, donde es posible procesar la ingente cantidad de información generada y darle sentido, pero además haciéndolo prácticamente en tiempo real: “From Big Data to Fast Data”, tal y como expresaba Ugo Valenti, CEO de Smart City Expo World Congress, durante su ponencia en el fórum celebrado en Shenzhen.

Para conseguirlo, es necesario aplicar todas las tecnologías disruptivas que están llamando a la puerta de las ciudades: 5G, Internet de las cosas, Inteligencia Artificial, Cloud, Computación en los extremos… y centralizarlas en un repositorio inteligente (una suerte de cerebro) que pueda cruzar los datos, devolver conclusiones y reaccionar automáticamente, en muchos casos sin necesidad de intervención humana.

La sede central de Huawei en Shenzhen dispone de un area de demostraciones donde pudimos comprobar cómo funciona el Intelligent Operation Center en tiempo real (clic para ampliar)

Huawei ya ha dado forma a ese cerebro y lo ha llamado Intelligent Operation Center (IOC). Fue definido durante el Smart City Forum como un completo cuadro de mandos al que se van agregando las imágenes y datos generados por cualquier elemento, dispositivo o sensor conectado a él: desde una cámara de seguridad a un semáforo, pasando por un pluviómetro, un autobús público o la central de bomberos. Cualquier dato es bienvenido siempre y cuando sea gestionado y analizado de forma correcta para extraer su verdadero valor. IOC proporciona una gestión centralizada de todo ello gracias a que está basado en una arquitectura cloud abierta y segura (es uno de los proyectos salidos de su iniciativa Open Labs) para que los responsables de las ciudades inteligentes tengan a su alcance herramientas que mejoren el servicio proporcionado a los ciudadanos.

De ello nos hablaban en un encuentro posterior Joe So, CTO del Departamento de Marketing y Ventas de Huawei Enterprise, y Corrine Lin, Presidenta de Open Labs de Huawei Enterprise, que corroboraban la importancia de mantener un ecosistema de partners y trabajar conjuntamente con otros fabricantes para acelerar la innovación: “Hay que intercambiar no solamente tecnología sino también experiencias con nuestros socios. Es una de las claves de la transformación digital que vivimos actualmente”. Asimismo, los portavoces apuntaban otra de las claves que debemos afrontar: un cambio cultural en las personas para poder migrar al mundo digital. Es así porque la innovación llega tan rápido que muchas veces no nos da tiempo a asimilarla.   

Joe So, CTO del Departamento de Marketing y Ventas de Huawei Enterprise, y Corrine Lin, presidenta de Open Labs de Huawei Enterprise

Intelligent Computing

Tal es el esfuerzo que Huawei está realizando en el área de IA que ha creado una unidad de negocio independiente para impulsar esas capacidades, cada vez más críticas. Aquí no solamente entran en juego las ciudades inteligentes, sino también cualquier tipo de organización, pública o privada.

Durante nuestra estancia en Shenzhen, tuvimos la oportunidad de entrevistar a John Xiong, vicepresidente de esta unidad de negocio en Huawei, que destacaba la relevancia de la IA para “conseguir que todo esté conectado, desde el mundo físico al digital”. Este acercamiento está basado en tres pilares: La computación, las redes de telecomunicaciones y la nube. De la misma forma que ya ocurrió con la computación distribuida, la arquitectura actual tiene que ser de propósito general para satisfacer las demandas concretas de cada industria, de cada organización. De lo contrario, se corre el riesgo de no poder dar respuesta a la ingente cantidad y variedad de datos y aplicaciones que se crean cada día en el mundo.

En este sentido, la estrategia de Huawei pasa por utilizar lo mejor de cada arquitectura: CPU, GPU, NPU… así como x86 y ARM. Cada una de ellas es buena en determinados ámbitos, por lo que el fabricante no duda en combinarlas para “conseguir una potencia de computación superior” en los tres pilares anteriormente comentados, tal y como nos explicaba Xiong.

 

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor