Nuestro smartphone, puerta de acceso a los cibercriminales

CiberpoderMovilidadRegulaciónSeguridadSmartphones

El smartphone se ha convertido en el principal objetivo de los ciberdelicuentes. ¿Cuáles son los motivos?

El móvil  es una herramienta imprescindible en nuestras vidas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Ya nadie sale de casa sin su smartphone en el bolsillo. Y quedarse sin batería o sin conexión a internet puede ser un drama para algunas personas.

Sin embargo, la enorme dependencia que tenemos de estos dispositivos conlleva algunos riesgos, de lo que quizá no somos conscientes.  No en vano, Check Point asegura que los smartphones se han convertido en el objetivo preferido para los ciberdelincuentes, debido a cuatro motivos.

El primero de ellos es la enorme penetración del móvil. Casi todos tenemos un smartphone, por lo que los cibercriminales tienen más posibilidades de violar la seguridad de estos dispositivos. La compañía de ciberseguridad cita los datos del informe ‘Digital en 2018’ de Hootsuite, que indica que el 96% de la población española tiene un teléfono móvil, de los cuales un 87% son smartphones. Además, destaca que estos dispositivos cada vez ofrecen una mayor cantidad de funcionalidades, por lo que los utilicemos para realizar cualquier tipo de acción ya sea acceder al correo electrónico, realizar compras online, etc.

La versatilidad de los smartphones y sus enormes posibilidades conducen a la segunda razón por la que los ciberdelicuentes se están fijando en nuestros móviles. Al hacer tantas cosas con ellos, almacenan una enorme cantidad de información relevante. “El desarrollo tecnológico hace que los teléfonos móviles sean realmente potentes y permitan a sus usuarios desarrollar infinidad de procesos. Como consecuencia, los smartphones cada vez almacenan una mayor cantidad de información importante, como contactos, imágenes, ubicación, credenciales bancarias, datos corporativos, contraseñas, etc. Todos estos datos son especialmente atractivos para los cibercriminales, ya que muchos de ellos les permiten suplantar la identidad del usuario para obtener beneficios económicos, etc.”, detalla Check Point.

A todo esto hay que añadir la desprotección de la que adolecen estos dispositivos. La mayor parte de los usuarios apenas es consciente de los riesgos a los que se expone y de la importancia de la seguridad del smartphone, por lo que no cuenta con medidas adecuadas. “La falta de soluciones de protección como el antivirus hace que los teléfonos móviles estén desprotegidos frente a cualquier amenaza y, por tanto, sean vulnerables ante cualquier ciberataque”, indica la compañía.

Además, uno de los mayores riesgos de los móviles es que, una vez se ha conseguido penetrar en ellos, pueden servir de puerta de entrada a otros dispositivos que forman parte del ecosistema de dispositivos inteligentes -televisores inteligentes, asistentes de voz, etc.- que se conectan a redes WiFi, ya sea en entornos domésticos, corporativos o incluso redes abiertas -aeropuertos, restaurantes, tiendas, etc.-.

“La falta de protección de estos dispositivos no sólo facilita los ataques a los cibercriminales, sino que también les abre la puerta a infectar una mayor cantidad de víctimas y producir así ataques masivos. De esta forma, al atacar un único teléfono, un cibercriminal puede tener acceso a tremendas cantidades de información, hackear sistemas de seguridad, etc.”, detalla Check Point.

Lea también :
  • ciberdelincuencia
  • ciberseguridad
  • smartphone
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor