Sophos Iberia crece un 24%, casi el doble que su matriz

Gestión de la seguridadSeguridad

El crecimiento de los ciberataques durante la pandemia y la necesidad de las empresas de contar con tecnología de última generación para mitigarlos son algunas de las claves del resultado obtenido por Sophos.

Durante el último ejercicio, marcado por la pandemia mundial, se han acelerado diversas tendencias que la compañía Sophos ha desgranado con motivo del encuentro anual con los medios de comunicación. 

Una de ellas es la cada vez más interconectada cadena de suministro entre compañías, clientes y proveedores, que usan sistemas para compartir información y comunicarse de forma más eficiente. A este hecho se le une la atomización de las conexiones por parte de los empleados debido a la necesidad de teletrabajar, algo que también ha impactado en la migración de aplicaciones y datos a la nube para mantener la productividad de la fuerza laboral. 

Son acciones que están aprovechando los ciberdelincuentes, realizando un mayor número de ataques, más sofisticados y automatizados para conseguir sus objetivos: ganar dinero a través de técnicas como el Ransomware

Tal y como aseguraba durante el encuentro Ricardo Maté, director general South EMEA para Sophos, “con tantos casos de ciberdelincuencia y brechas de seguridad, da la sensación de que las empresas están perdiendo la batalla, pero no es así: las defensas están ganando”. 

Los buenos resultados obtenidos en Iberia han aupado a Ricardo Maté a liderar otras regiones como Francia, Italia y Benelux

Es así porque las organizaciones están adoptando enfoques que van más allá de la gestión de la seguridad para abrazar la operación de la seguridad, lo que implica “más monitorización proactiva de los entornos informáticos y más medidas para evitar el éxito de los ciberatacantes a través de los ecosistemas de seguridad adaptativos, capaces de corregir, aprender y evolucionar ante cualquier potencial ataque”, según palabras de Maté. 

Sophos, que ha aumentado su facturación un 13% con respecto al ejercicio anterior, ha visto cómo crecía el uso de su tecnología “Next Generation” un 69%, precisamente la que afronta ese acercamiento adaptativo frente a las amenazas. 

Sophos Central, la consola que unifica todas las herramientas y servicios del fabricante, ha sido la gran protagonista para conseguir esos resultados: permite orquestar todos los recursos y conocer en tiempo real lo que está ocurriendo a nivel de infraestructura, aplicaciones y datos. Todos los productos de Sophos que hacen uso de esta consola han crecido en adopción un 37%. 

Mientras tanto, la filial española ha conseguido prácticamente doblar el crecimiento global de Sophos. Concretamente, Maté declaraba un aumento de la facturación del 24% en su ejercicio fiscal FY21, unas cifras que se han mantenido a lo largo de los últimos 5 años, periodo en el que Sophos Iberia ha multiplicado por tres la facturación. 

En la actualidad, la filial cuenta con 5.900 clientes, 2.100 de los cuales se han incorporado a lo largo del último ejercicio. 

Ransomware, en el ojo del huracán

Si hay una modalidad de ataque que ha prevalecido como principal amenaza, esa ha sido el Ransomware. En un estudio realizado por el fabricante, se pone de manifiesto su crecimiento exponencial, con un 37% de los encuestados admitiendo que han sido atacados con este tipo de técnicas para obtener dinero a través del secuestro de los datos corporativos. 

De todos esos ataques, algo más de la mitad tuvieron éxito al cifrar la información de las empresas. Sin embargo, una vez pagado el rescate (una de cada tres empresas lo pagó, un porcentaje superior al año anterior), solamente el 65% de los datos encriptados fue recuperado por las organizaciones y únicamente un 8% de las empresas consiguió recuperar todos sus datos.

Según el estudio, el pago solicitado por los ciberdelincuentes sobre empresas de hasta 1.000 empleados se situó en una media de 107.000 dólares, una cantidad que ascendió a 225.000 dólares para empresas de hasta 5.000 empleados debido a que hacen uso de más información.

La compañía propone diversos consejos para intentar mitigar estos ataques. De hecho, explica que “si todavía no hemos recibido un ataque de Ransomware, lo recibiremos tarde o temprano”. Por ello, se hace imprescindible el uso de copias de seguridad eficientes y poner en práctica otras medidas como el despliegue de protección en capas, tener planes de recuperación o combinar la capacidad humana con las últimas tecnologías para detectar con antelación posibles amenazas. En cualquier caso, Sophos recomienda no pagar nunca por estos rescates ya que no hay garantía de que las empresas puedan recuperar sus datos posteriormente. 

Ecosistema de Ciberseguridad Adaptativo, la propuesta de Sophos

El acercamiento de Sophos para segurizar los sistemas empresariales se basa en proporcionar una arquitectura modular que pueda ser gestionada y orquestada desde la misma consola (Sophos Central), de forma independiente a sus soluciones basadas en software o hardware, así como servicios. Con ellos y las APIs abiertas que ha desarrollado el fabricante, cada uno de los componentes se convierte en una sonda capaz de generar información que se almacena en un repositorio a modo de Data Lake. De esta forma el repositorio está continuamente alimentado de información valiosa para poder reaccionar ante cualquier comportamiento sospechoso. Tal y como vemos en la imagen inferior, la compañía ha inyectado grandes dosis de inteligencia artificial, unos algoritmos que se van nutriendo de esa información para responder de forma automatizada y automática, algo de vital importancia en momentos donde un segundo cuenta poder reaccionar a tiempo: 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor