SpaceX compra la empresa de nanosatélites Swarm

Workspace

La empresa espacial privada de Elon Musk, SpaceX, está en proceso de compra de Swarm, empresa desarrolladora de satélites del tamaño de un smartphone.

Con una carrera espacial privada en su punto álgido, con los primeros turistas espaciales y situando en órbita satélites artificiales de manera comercial con habitualidad, empresas como Blue Origin, Virgin Galactic o SpaceX buscan revolucionar un floreciente sector de mercado.

En el caso de SpaceX, empresa fundada por Elon Musk, cuenta con la creciente constelación de satélites que ofrecen conexión a Internet en cualquier parte del mundo, Starlink, que ya cuenta con 1.200 satélites pero que tiene planeado alcanzar hasta 24.000 en apenas un par de años. Y es posible que para potenciar esa constelación resulte fundamental una operación como la que está gestionando SpaceX con la adquisición de Swarm Technologies, cuya especialidad son unos nanosatélites de comunicaciones del tamaño de un teléfono móvil, con dimensiones de apenas 11x11x3 cms con apenas 400 gramos de peso.

SpaceX ya se ha caracterizado por lanzar al espacio docenas de satélites (hasta 64) de Starlink en un único lanzamiento, algo que ahora podría aumentar si dispone de esta tecnología que posibilitaría emplear satélites con un tamaño aún más reducido, lo que también lleva asociada una importante reducción de costes.

Los nanosatélites de Swarm Technologies

Swarm ya dispone de cientos de estos nanosatélites en órbita, pero además cuenta con distintas licencias concedidas por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos de América) que le autorizan a operar en el sector de las telecomunicaciones, algo de lo que también puede aprovecharse SpaceX.

La tecnología empleada por Swarm se basa precisamente en la propia estructura que se emplea en los smartphones, permitiendo eliminar el cableado al diseñar los satélites sobre una placa base, como las de los móviles. Lo que deberá evolucionar SpaceX si desea emplear este tipo de satélites para acceso a Internet de banda ancha es que Swarm estaba enfocada en ofrecer acceso para dispositivos IoT (Internet of Things, Internet de las Cosas) que no precisan de un ancho de banda tan exigente al no emplear tantos datos.

La alternativa sería que Swarm pasase a constituirse en una división de SpaceX enfocada a ofrecer servicios de conexión , comunicación y geoposicionamiento para barcos y aviones, que es una de las áreas en las que trabaja Starlink. En ese sentido la gran baza sería que ya cuenta con las correspondientes licencias de la FCC previamente comentadas.

Lea también :