SpaceX lanza en USA y Canadá la beta de su constelación de satélites Starlink

Banda AnchaRedes

La constelación de minisatélites Starlink, puesta en órbita por SpaceX, ha anunciado el inicio de su servicios de acceso a Internet de banda ancha en fase de pruebas y de momento limitada únicamente a Norteamérica.

Como ya ha sucedido en alguna ocasión anterior, en el universo empresarial de Elon Musk tienen cierta tendencia a bautizar sus productos y servicios con nombres poco ortodoxos, y esta es una de esas ocasiones.

“Better Than Nothing Beta” podría traducirse como “La Beta Mejor Que Nada”, en alusión a que como es habitual en los lanzamientos en fase beta puede haber fallos o deficiencias en el funcionamiento. Inicialmente el servicio Starlink estará operativo únicamente en Estados Unidos y Canadá, y aunque todavía queda camino por recorrer debe valorarse positivamente que en apenas 11 meses SpaceX haya sido capaz de desplegar los suficientes satélites artificiales de su constelación Starlink como para poder comenzar a ofrecer un servicio operativo.

Constelación de minisatélites

Por ahora son 820 los minisatélites situados en órbita por esta empresa a cuyo mando se encuentra el versátil Elon Musk, y aunque por el momento su cobertura está limitada únicamente a Estados Unidos y Canadá, los planes de Musk incluyen un sustancial aumento de esa red de satélites a fin de ofrecer cobertura de acceso a Internet de banda ancha por todo el planeta… y además se espera conseguirlo tan pronto como el año que viene.

El nombre del servicio en fase beta sirve de recordatorio para los clientes de la fragilidad del servicio en estas primeras etapas, con inestabilidad y posibles fallos en un acceso a Internet a alta velocidad en el que bastaría con estar a cielo abierto para disponer de cobertura proporcionada por la señal procedente de los satélites en órbita baja.

Para tener acceso al servicio y saber manejarlo existen apps de Starlink para iOS y Android que guían en la configuración y funcionamiento. La app ayuda a identificar la ubicación de la instalación, verificar que no existen obstáculos que puedan obstruir la recepción de la señal vía satélite, guía en el proceso de configuración del equipo de hardware que proporciona Starlink, verifica la conexión WiFi y permite solucionar algunos posibles fallos de conectividad además de servir como vía de contacto con la asistencia técnica.

Velocidades de conexión y precios

Los primeros usuarios del servicio beta de Starlink podrán conectarse a Internet con velocidades entre 50-150 Mbps con una latencia de entre 20 y 40 milisegundos, y se les advierte de la alta posibilidad de sufrir frecuentes interrupciones en el servicio. En cuanto a los precios, habrá que adquirir un equipo de conexión de $499 y una cuota mensual de $99.

Un precio bastante alejado de los habituales precios de conexiones de ADSL, fibra y hasta de conexiones móviles 4G, pero recordemos que existen muchas zonas rurales o de difícil acceso donde ni siquiera hay cobertura de telefonía móvil y no llegan las conexiones de ADSL o si lo hacen proporcionan velocidades de conexión muy bajas.

Por otro lado cabe recordar dos factores decisivos: estamos ante un servicio que inicia ahora su andadura, con lo que es posible que con el tiempo pueda abaratar sus precios, incluyendo los del hardware por la economía de escala de fabricar más unidades, y además en condiciones de emergencias o catástrofes una conexión a Internet vía satélite no se vería afectada por los fallos en infraestructuras terrestres ni por tratarse de zonas remotas o aisladas.

Lea también :