Suecia prohibe equipos 5G de Huawei y ZTE para evitar el espionaje de China

5GCiberguerraMovilidadSeguridad

Tras el veto que Estados Unidos mantiene sobre los equipamientos de estas dos empresas china relacionados con la implantación de las redes 5G es ahora Suecia quien anuncia una medida similar.

Las redes 5G de Suecia no van a emplear dispositivos de las marcas Huawei y ZTE, y la causa tiene que ver con la seguridad nacional.

En Suecia, como en muchos otros países, actualmente se está implantando la red 5G, una tecnología en la que las empresas chinas llevan la delantera a la competencia europea o estadounidense. Las cuatro operadoras que están llevando a cabo los trabajos de instalación de esa infraestructura han recibido por parte del Gobierno sueco el aviso de no emplear ningún dispositivo de las marcas Huawei o ZTE debido a las sospechas de que dichas empresas son una correa de transmisión de los intereses del Gobierno chino.

No parece una gran idea que los dispositivos que controlan y gestionan el tráfico de datos y comunicaciones de un país puedan estar sometidos a las directrices de un Gobierno extranjero que pudiera tener acceso por alguna puerta de atrás a dicho flujo de información. Ante la posibilidad de esa amenaza el Servicio de Seguridad Sueco (Säpo) habría evaluado las características y condiciones de los dispositivos fabricados por Huawei y ZTE que equiparían la implantación de las redes 5G en el país y llegaron a la conclusión de que no ofrecían condiciones de seguridad suficientes como para confiar en la integridad de los datos que manejasen.

El propio jefe del Säpo, Klas Friberg, afirmó que China es una amenaza para Suecia por las labores de ciberespionaje patrocinadas por el país asiático, encaminadas a reforzar su predominio económico y militar, una conclusión pareja a la que se obtuvo en Estados Unidos, donde también se ha decretado ese veto a los equipos 5G de Huawei y ZTE. Incluso desde Suecia se ha acusado a China de haber robado tecnología y datos de I+D de empresas locales.

Reino Unido también vetó a Huawei

La iniciativa también supone un eco de la decisión adoptada en Reino Unido, donde desde el 1 de enero de 2021 no se podrán instalar equipos nuevos de Huawei y en 2027 deberán haberse sustituido todos los que hasta ese momento estén en funcionamiento en redes de telefonía y comunicaciones. La decisión detrás de ese veto también se sustenta en un informe de los servicios de seguridad, británicos en este caso, donde se señalaban los fallos de seguridad de equipos Huawei, reconocidas por el propio fabricante que se comprometió a solucionarlas, a pesar de lo cual el Gobierno de Downing Street decidió vetar a la marca en la implantación del 5G.

Igualmente en Suecia se ha determinado la retirada de los dispositivos de Huawei y ZTE que ya están en funcionamiento en las redes 5G. En este caso el plazo impuesto es antes de 2025 para su completa eliminación de la infrastructura 5G sueca, algo que supone un importante impulso a empresas locales, como Nokia o Ericsson, que si bien no se mantienen tan en vanguardia de desarrollo tecnológico en este apartado como las empresas chinas ahora podrán aprovechar esta oportunidad para hacerse con un hueco en el mercado, mientras garantizan la máxima seguridad en las comunicaciones.

Desde Huawei niegan que sus equipos supongan un riesgo para la seguridad.

Lea también :