SUSE Linux saca músculo en soluciones embebidas para IoT

CloudOpen SourceProyectosServidoresSoftware

IOTSWC18. Añadir seguridad, reducir la complejidad de los despliegues y simplificar los procesos de actualización y parcheado son algunas de las características que ofrece Linux en el espacio IoT y Edge Computing.

Durante el pasado IOTSWC 2018 celebrado en Barcelona tuvimos la ocasión de conocer la tecnología desarrollada por SUSE Linux para entornos de IoT y Edge Computing. Su apuesta, como no podía ser de otra forma, se basa en soluciones Linux embebidas en los dispositivos para reducir la complejidad de los despliegues, pero también para simplificar cualquier trabajo de actualización y parcheado de los sistemas operativos y aplicaciones que se ejecutan en el extremo de las redes. La seguridad es otro de los elementos en los que ha prestado especial atención.

La primera compañía en lanzar al mercado una distribución para PC basada en el kernel de Linux, lleva tiempo centrada exclusivamente en el mercado empresarial, tanto para proporcionar sistemas operativos a nivel de servidor como para desarrollar versiones muy ligeras que puedan ser ejecutadas en dispositivos pequeños, sin demasiada potencia de proceso. En la actualidad, son los que se utilizan para múltiples escenarios e industrias del internet de las cosas, aunque ya ha quedado patente que también es necesario realizar despliegues de otros sistemas más potentes que permitan interconectar dichos dispositivos que generan cantidades ingentes de información con los grandes centros de datos en la nube.

Nos lo explicaban Michael Benz, Solution Architect de SUSE Linux y Akim Houari, Sales Executive de SUSE Linux para EMEA: “Nuestro acercamiento es suministrar una solución de extremo a extremo para que las empresas puedan desplegar sus dispositivos estándar desde el momento en que utilizan el protocolo IP para conectarse”.

Esta oferta de SUSE Linux constaría de tres niveles principales, todos ellos basados en alguna de las versiones de sus sistemas operativos. El centro de datos donde se encuentra soluciones como SUSE Linux Enterprise y SUSE Manager, los servidores locales localizados en el borde de las redes de comunicación y los dispositivos distribuidos que capturan la información desde sus sensores y la envían a ese punto intermedio, que procesará los datos y retornará a la nube aquellos que hayan sido solicitados.

La arquitectura estándar basada en código abierto permite acelerar los despliegues y su gestión, tal y como aseguraban los portavoces. “Para los departamentos de TI es fundamental poder centralizar el control de todos los recursos de computación distribuidos a lo largo y ancho del planeta. Nuestra plataforma facilita enormemente esa gestión, permitiendo por ejemplo lanzar rápidamente parches de seguridad en todos los dispositivos cuando es detectado y subsanado cualquier fallo. Aquí los despliegues se pueden realizar de forma automatizada, reduciendo los tiempos de exposición a un potencial ataque”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor