La tecnología “Smart Working” ya está disponible, ahora hay que cambiar la mentalidad de las empresas

Gestión EmpresarialTrabajoWorkspace

Analizamos en este encuentro digital con CIOs el estado del trabajo remoto y las mejores estrategias y tecnologías para adoptar un trabajo híbrido, eficaz y sostenible para las organizaciones

Tras un año de restricciones y confinamientos; el futuro de las empresas se encamina hacia un nuevo modelo de trabajo híbrido, con una importante componente de trabajo remoto; pero que va a tratar de encontrar el ansiado modelo de “Smart Working” o trabajo inteligente. Sin embargo, las mayores dificultades para las empresas e instituciones no están ya en el terreno tecnológico o de las herramientas sino en los cambios organizativos y de mentalidad que van a requerir cuando llegue la ansiada normalidad. Estas son posiblemente las dos conclusiones que más acuerdo han suscitado en el encuentro digital de responsables de tecnología organizado por Silicon España, con la consultora de transformación digital IaaS365 y Citrix como anfitriones, y que ha contado con la presencia de 10 CIOs que han compartido sus experiencias, opiniones e inquietudes con respecto a los nuevos modelos de relación y organización de la fuerza laboral y la tecnología que los impulsará.

El encuentro, conducido por Mónica valle, periodista especializada en tecnología, ha revelado también que los CIOs piden a los fabricantes, integradores, consultoras o empresas de servicio, que les ofrezcan mejores pautas, estrategias, buenas prácticas y una visión más global de cómo adoptar las tecnologías disponibles; en lugar de ofrecerles su tecnología sin más. Esto es algo que asumen fabricantes como Citrix que a través de su portavoz, Manuel de Dios, Field Sales Manager de Citrix, asegura que gran parte de su trabajo está en la consultoría previa y en el asesoramiento de sus clientes, más allá de la venta de las soluciones. Por su parte, Fernando Calvo, Business Development Manager de IaasS365 ha señalado que desde su compañía buscan entender bien la filosofía y el momento en que se encuentra cada cliente para ofrecerle tecnologías que puedan asumir.

“Esto no es trabajo remoto, es confinamiento”

Como era de esperar, para la mayoría de los CIOs, la situación actual de trabajo remoto no puede tomarse más que como algo temporal o provisional, no sólo porque es algo que se ha adoptado con la rapidez impuesta por las circunstancias, sino porque no sabemos cómo van a reaccionar las organizaciones cuando se recupere la normalidad. Por otro lado, los CIOs coinciden en que sus organizaciones han podido mantener su productividad y les ha servido, como explica Alberto López, CIO de Solaría Energía y Medio Ambiente para poder poner esta posibilidad ante la alta dirección de las empresas que muy a menudo es reacia a dejar a un lado la tradicional presencialidad.

En este sentido, para María Jesús Castro, CIO de DKV Seguros, lo que se hizo el año pasado fue “un acto de supervivencia y continuidad para nuestras empresas y está claro que fuimos capaces de hacerlo y que estábamos mejor preparados incluso de lo que algunos creíamos: nos pusimos a trabajar desde casa de un día para otro y en un par de semanas todos los procesos de negocio estaban funcionando”. La responsable de tecnología de la aseguradora cree sin embargo que en adelante tendremos un trabajo híbrido y flexible en el que cada organización adaptará el modelo a sus necesidades. La dificultad va a estar en mantener a los empleados motivados, productivos y con espíritu de equipo, algo que desde la distancia no es tan fácil. Otros CIOs como Marc Paús, Deputy Director Information Technology de IESE Business School, creen que hay que tener en cuenta el punto de vista del trabajador porque, por ejemplo, no todo el mundo tienen una habitación o un lugar adecuado en su casa para trabajar, y las características del propio negocio. En el caso de la educación, Marc Paús señala que la tecnología les ha ayudado a marcar diferencias en la calidad que pueden ofrecer los alumnos. “Hay muchos puestos adaptables al Smart Working, pero nos falta hacerlo correctamente y no por obligación, todavía hay un largo camino por recorrer para llegar al punto óptimo”, señala Marc Paús.

Talento global y talento joven

Además de la propia evolución de la mentalidad en las organizaciones, cada vez más abierta a adoptar un modelo mixto, otro de los elementos que van a entrar en juego para los CIOs es la necesidad de captar talento entre los más jóvenes, que exigen esta posibilidad de trabajar fundamentalmente en remoto, así como la posibilidad ahora más que nunca de contratar profesionales de otras ciudades o países. Algunos de los participantes en el encuentro como Andrés Jiménez Fernández, Director de Tecnología de Agroponiente, admiten que se encuentran más cómodos trabajando en la oficina para evitar distracciones; pero reconoce que los nuevos empleados que se van incorporando requieren esta posibilidad de trabajar desde su casa.

Rehacer los procesos y cambiar la cultura organizativa

Como señalábamos, para la mayoría de los responsables de tecnología, lo más complicado de este “Smart Working” se encuentra en replantear los procesos que involucran elementos físicos como documentación impresa o material, y sobre todo los que se benefician del trato directo como los procesos de incorporación de nuevos empleados. “Podemos solucionarlo con un envío por mensajería, pero todavía tenemos que trabajar en digitalizar esos procesos”, afirma Fede de Luna, Director de Sistemas y TI de Car Volum.

Además de los procesos, uno de los mayores retos para los CIOs es el mencionado cambio de mentalidad de las compañías y la dirección. Como señala en el debate José Carlos Rodríguez, director de tecnologías de Mutua Tinerfeña, “el trabajo remoto es una realidad y es algo que la mayoría de los jóvenes nos van a demandar”, y es el momento de decidir si vamos hacia una visión más taylorista de épocas pasadas o si nos hacemos catalizadores de un cambio de cultura organizativa orientada a resultados”. Esta visión la comparte Francisco Leal, Director de Transformación Digital y CIO de la Cámara de Comercio de Sevilla, que asegura que “el debate no es la tecnología, sino en la forma de trabajar y en las fórmulas para hacer ese cambio de mentalidad en la dirección”.

Durante el debate los responsables de tecnología abordan otros aspectos como la evolución del rol de los CIOs en un entorno de trabajo remoto o mixto y su capacidad para impulsar los cambios organizativos, el cómo afectan estos cambios a elementos que van más allá de la productividad “pura”, como la “inteligencia colectiva” que se ve resentida por la reducción de contacto cara a cara o la seguridad e integridad de la información con la fuerza de trabajo fuera de las oficinas.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor