Tesla pulveriza expectativas y anuncia su quinto trimestre consecutivo con beneficios

EmpresasFacturaciónGestión EmpresarialInversores

El anuncio de los resultados trimestrales de Tesla ha constituido una gran sorpresa al reforzar el éxito que lleva cosechando la empresa desde hace quince meses en los que no ha dejado de obtener beneficios.

Este miércoles la empresa fundada por Elon Musk ha hecho públicos sus resultados financieros y ha demostrado que está en una racha que supera incluso la expectativas más optimistas, colocándola al borde de tener su primer año completo con beneficios.

Tesla ha obtenido 331 millones de dólares de beneficios netos (un 218 % más que en el tercer trimestre de 2019), acumulando 435 millones de dólares en lo que va de 2020. Elon Musk se enorgulleció del récord de producción alcanzado y del récord de flujo de caja: 1.400 millones de dólares.

En una nota de prensa, Tesla ha mostrado su satisfacción por el creciente interés en sus productos (automóviles, baterías, energía solar…) como respuesta al éxito de su interés en el equilibrio entre coste y eficiencia mientras no pierden de vista su crecimiento.

Ingresos en constante aumento

Una interesante fuente de ingresos adicional, derivada de la regulación legal en materia medioambiental, son los 397 millones de dólares cobrados a otras empresas automovilísticas que compran sus créditos por impuestos relacionados con la contaminación, impuestos de los que Tesla queda exenta por fabricar vehículos eléctricos. Ese “crédito a la contaminación” se adquiere por otras empresas que sobrepasan los límites que se les han asignado.

La venta de automóviles supuso unos ingresos de 7.611 millones de dólares durante el pasado trimestre a pesar de que Tesla está rebajando el precio de algunos de sus modelos, lo que se compensa con el incremento de demanda de los mismos. Los ingresos obtenidos por la venta de baterías para acumulación de energía en el ámbito doméstico llegó a los 8.711 millones

Aumento de la producción

Se anunció también el propósito de la empresa para ser capaz de alcanzar las 500.000 unidades entregadas a lo largo de 2020, un objetivo que parece posible si tenemos en cuenta que el pasado mes de septiembre Tesla comunicó que durante el tercer trimestre del año había llegado a 139.000 unidades vendidas de los Model S, Model X, Model 3 y Model Y.

Teniendo en cuenta los avances en las nuevas instalaciones de la compañía por tres continentes (Estados Unidos, China y Alemania) no parece demasiado descabellado conseguir  las 181.000 unidades vendidas que permitirían llegar a esa cifra de medio millón anual de coches vendidos.

La clave estaría en la fábrica de Shanghai, donde se lleva a cabo la producción principal del Model Y, un modelo para el que se prevé una gran demanda en China, un reto para el que deberán mejorar la eficiencia de su capacidad de fabricación y especialmente de logística, para abastecer adecuadamente a la cadena de montaje.

Lea también :