Tesla retira 48.000 automóviles en China por piezas defectuosas

EmpresasSeguridad

Tesla ha retirado de la circulación algo menos de medio centenar de miles de unidades de Model S y Model X debido a la detección de piezas defectuosas que podrían comprometer la seguridad de los vehículos.

Un total de 48.422 unidades de vehículos de la marca han sido retirados de la circulación por haberse detectado en los mismos la presencia de piezas defectuosas. Se trata de distintas unidades de Model S y Model S correspondientes a lotes fabricadas entre septiembre de 2013 y enero de 2018.

En concreto se trataría de piezas del sistema de suspensión de vehículos vendidos en China y que ahora han sido llamados a revisión para que dichas piezas se sustituyan de forma gratuita.

Los controles de seguridad de Tesla, como en todas las marcas del mundo de la automoción, suelen vigilar muy de cerca la posible presencia de piezas defectuosas en sus unidades, algo que suele estar relacionado con lotes identificados en los que los controles de calidad detectan algún fallo, motivo por el cual se llaman a a revisión a grandes cantidades de unidades, todas las que hayan recibido piezas de esos lotes en los que se advierta la presencia de alguna pieza defectuosa.

Lo habitual es sustituirlas por otras en las que se tenga la certeza de que no se ha producido el fallo detectado en las demás por seguridad, lo que no implica que la totalidad de esos 48.222 vehículos tengan montada una de esas piezas defectuosas, volviendo a la circulación una vez sustituidas las piezas.

Tesla aumenta y diversifica su producción

Mientras continúa el tráfico en ambas direcciones. Desde Shanghai se envían esta misma semana 7.000 unidades del Model 3 a Bélgica, de las 85.000 unidades que lleva producidas la planta de Tesla en esa ciudad china. De esas 7.000 unidades que llegarán a Europa en las próxima semanas algunas se venderán en España.

Mientras Tesla continúa ampliando sus instalaciones en Europa (en Berlín) y en Estados Unidos, aunque es la de Shanghai (donde la empresa de Elon Musk invirtió 2.000 millones de dólares) la que está ya terminada y funcionando a pleno rendimiento, con el objetivo de alcanzar las 150.000 unidades fabricadas en 2020. Sería el segundo año de producción, tras haber comenzado en 2019 la fabricación del Model 3,