Tesla también entra en el sector de los microchips con el D1

ComponentesWorkspace

Tesla D1, el microchip con el que Elon Musk llega a la inteligencia artificial

Tras sorprender con el inesperado anuncio de un robot androide, Tesla presentó un impresionante microchip que se erige como el núcleo de la inteligencia artificial que lo hará funcionar. Se trata del microchip Tesla D1.

Este chip, con tecnología de 7 nanómetros y un tamaño de apenas 645 milímetros cuadrados (en comparación la tarjeta gráfica Nvidia A100 mide 826 milímetros cuadrados y tiene 54.000 millones de transistores), dispone de 50.000 millones de transistores con una potencia de 362 teraflops, tiene un ancho de banda bidireccional de 10 TB/s y presenta la capacidad de trabajar de manera conjunta con otra unidades de manera que se creen redes de procesamiento de alta capacidad.

De hecho según Tesla pueden combinarse 3.000 unidades del chip D1 para generar un superordenador con un rendimiento de 1,1 ExaFLOPS, lo que lo convertiría en el superordenador de inteligencia artificial más potente del mundo.

El uso más probable que se le dará en Tesla a este nuevo microchip de diseño propio es para la gestión de la inteligencia artificial que hay detrás de Autopilot, su sistema de conducción autónoma inteligente.

El diseño es obra de la propia Tesla aunque la fabricación e ha encargado a la empresa referente del sector, la taiwanesa TSMC, responsable del 90 % del mercado de semiconductores.

Lea también :