Toshiba lleva la realidad asistida a los entornos de edge computing

InnovaciónMovilidadWearablesWorkspace

DynaEdge DE-100 es el primer dispositivo wearable de alto rendimiento que combina gafas de realidad asistida con un mini PC. Está basado en Windows 10 Pro.

Toshiba anunciaba hace unos meses la puesta en escena de un mini ordenador para entornos de internet de las cosas, íntimamente ligados con el denominado edge computing. Es el Toshiba dynaEdge, que en el tamaño de una bajara de cartas es capaz de proporcionar la potencia de un ordenador convencional mientras reduce considerablemente el consumo energético.

En ese momento ya adelantaba que era solamente el primer paso, ya que el dynaEdge estaba llamado a expandirse en sectores variopintos a través de su combinación con otros dispositivos. Hoy ha lanzado el modelo DE-100, que combina este diminuto PC con unas gafas de realidad asistida AR100 Viewer.

Su conjunto está pensado para dar respuesta a sectores enfocados al trabajo de campo, como fabricación, logística y mantenimiento para mejorar la eficiencia, rendimiento y flexibilidad de la fuerza de trabajo, tal y como explica el fabricante.

“Nos enorgullece presentar la primera solución de realidad asistida que combina la potencia de un ordenador con Windows 10 Pro, la robustez de nuestras smart glasses para aplicaciones industriales y la mejora de la eficiencia del flujo de trabajo, gracias a nuestra asociación con Ubimax”, declara Maki Yamashita, vicepresidente de la división PC y soluciones EMEA de Toshiba Europa.

Además de sus capacidades junto con las gafas de realidad asistida, lo cierto es que estar basado en Windows 10 ayuda bastante a la hora de integrarse con el resto de la infraestructura de las organizaciones, así como del soporte y mantenimiento.

Toshiba dynaEdge DE-100 cuenta con una autonomía de 6,5 horas, siendo la batería reemplazable fácilmente por otra, lo que asegura trabajar con el equipo todo el día en situaciones de movilidad.

En materia de conectividad cuenta con WiFi, Bluetooth y GPS para no perder la cobertura en ningún momento. Además es compatible con Skype Empresarial, por lo que permite enviar y recibir tanto ficheros como vídeos, así como realizar videoconferencias.

Por su parte, la asociación con Ubimax GmbH, especializada en informática wearable profesional, permitirá que en el futuro se comercialicen nuevas soluciones verticales para complementar la funcionalidad del dynaEdge DE-100.

La solución conjunta estará disponible en Europa a partir del segundo trimestre de 2018.