Trend Micro crece un 30% al compás de una migración a la nube acelerada por la COVID-19

Seguridad

2020 ha sido un año de inestabilidad total, pero las compañías de ciberseguridad han sabido coger el testigo de la digitalización de las empresas para securizar sus recursos en la nube.

En términos generales, las empresas tecnológicas han podido capear la crisis económica provocada por la pandemia gracias a la necesidad de las organizaciones -sus clientes- de hacer uso de nuevos recursos para adaptarse al modelo de trabajo híbrido y seguir generando negocio. 

Trend Micro, especializada en soluciones de ciberseguridad, no ha sido una excepción y ha aumentado su facturación un 30% con respecto al ejercicio anterior, tal y como declaraba en rueda de prensa José Battat, director general de Trend Micro España.

Sus clientes tuvieron que adaptar la infraestructura y forma de trabajar, pero además, durante 2020 se dio la circunstancia de que aumentaron los ataques a las empresas. Esta exposición les obligó a solicitar los servicios de las compañías de ciberseguridad, como la que nos ocupa en esta ocasión. 

José Battat, director general de Trend Micro España

Durante los primeros meses de la pandemia, Battat y su equipo tuvieron que plantear cómo seguir cerca de los clientes a pesar del confinamiento, más aún cuando estos tenían la necesidad de migrar muchas herramientas a la nube para mantener a su fuerza laboral activa. Desde el punto de vista de organización interna era de especial importancia mantener motivado al equipo para conseguir esa cercanía con los clientes, aunque fuera virtual, y seguir cerrando contratos. 

La nube como respuesta a la pandemia

Es de todos conocido que la nube ha servido a las organizaciones de salvavidas para seguir manteniendo las operaciones. La digitalización y la adopción de las nuevas tecnologías cloud se han acelerado exponencialmente, pero el apartado de seguridad debía ser cubierto también para dar cobertura más allá de los cortafuegos tradicionales que han estado salvaguardando la información de las empresas.

Aquí es donde entra en juego la seguridad en la nube, donde los principales proveedores como AWS, Microsoft Azure y Google Cloud están avanzando constantemente pero con determinadas limitaciones más allá de su infraestructura: en las redes de comunicaciones y en el lado de los usuarios. 

Mientras tanto, los ataques se han multiplicado exponencialmente, por lo que se hace necesaria una tecnología que sea capaz de adelantarse a esas brechas. “Trend Micro lleva más de diez años trabajando en tecnología de seguridad en la nube, como Cloud One y el parcheado virtual”, señalaba Battat. Estas tecnologías son capaces de adelantarse a los ataques gestionando las vulnerabilidades a través de blindajes virtuales mediante reglas IPS (Sistema de Prevención de Intrusiones).

Esta y otras tecnologías le han permitido a Trend Micro situarse como tercer fabricante mundial de ciberseguridad. “Y queremos ser número 1 en torno a 2022”, clamaba Battat: “el plan para conseguirlo es hacer lo mismo pero mejor. No es fácil hacer un análisis cuando se están haciendo bien las cosas y para ello buscaremos las oportunidades que aún no hemos alcanzado”, añadía. 

El fabricante buscará aumentar la plantilla, algo que no es fácil en los tiempos que nos toca vivir, así como incrementar el número de partners que revendan sus soluciones.

Informe Cloud 2021

Aprovechando el encuentro con los medios especializados, Trend Micro daba a conocer las principales conclusiones de un estudio encargado a Sapio Research, el Informe Cloud 2021

Llevado a cabo en 28 países, este informe muestra el estado de adopción de la nube, con el 88% de las organizaciones encuestadas acelerando estos procesos durante la pandemia. Sin embargo, solamente el 55% de ellas señaló que estaban añadiendo seguridad para proteger los despliegues.

En términos generales, las empresas tienen claro que van a tener un control total de los entornos híbridos, pero son conscientes de que la seguridad es un obstáculo importante. Así, se identifican tres quebraderos de cabeza que están teniendo los responsables de TI: el establecimiento de políticas coherentes (para el 35% de los encuestados), el parcheo (33%) y asegurar los flujos de tráfico al no existir cortafuegos internos tradicionales (33%). Como apunte, en España la principal preocupación se sitúa en los procesos de parcheo (42%), seguido de la aplicación de políticas coherentes (39%).

En cuanto a las barreras para la migración a herramientas de seguridad basadas en la nube, los encuestados destacaron la privacidad de los datos (un 43%), la formación del personal (37%) y el cumplimiento de normativas (36%). En España, la privacidad de los datos preocupa al 47% de las organizaciones.

Otra de las conclusiones a las que llega el estudio es que el 97% de los encuestados cree que su proveedor de servicios en la nube ofrece suficiente protección de datos, algo que, según la propia Trend Micro, no es cierto. “Los proveedores cloud incorporan herramientas para la protección dentro de su perímetro de centro de datos, pero más allá es el cliente el que debe responsabilizarse de implementar soluciones que abarquen todo el ciclo que recorre la información que genera. Y es ahí donde Trend Micro puede ayudar”.

En este sentido, el 55% de los encuestados ya está utilizando soluciones de terceras empresas de ciberseguridad para asegurar sus entornos cloud: “Todavía falta compresión para sobre cómo proteger los despliegues en la nube”. 

Al ser preguntado por el que escribe, José Battat explicaba que, a pesar de que los proveedores de nube pública como AWS, Microsoft Azure o Google Cloud están incorporando cada vez más soluciones de seguridad en su portfolio, este hecho no supone poner en peligro el negocio de las empresas especializadas en seguridad, sino más bien lo contrario: “Cuanto más se hable de ciberseguridad cloud, mejor para la industria en su conjunto. Nuestro papel seguirá siendo muy relevante a medio y largo plazo, por lo que nuestro negocio no se resentirá por la pujanza de los proveedores cloud en materia de seguridad”, finalizaba el directivo. 

A continuación, una infografía con más datos basados en el estudio encargado por Trend Micro: 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor