Un 44 % de las empresas tiene nivel medio-bajo para la protección de información en remoto

Seguridad

Kingston revela que el 44 % no usa dispositivos cifrados y que el 19 % no instala herramientas de seguridad.

La pandemia de coronavirus ha puesto nuestras vidas patas arriba. Las empresas han acelerado su transformación digital y se han visto obligadas a habilitar, en la medida de los posible, el teletrabajo.

En este escenario, ya sea de trabajo en remoto total o de forma híbrida (combinando la presencialidad con el teletrabajo), donde la oficina se ha descentralizado, la protección de datos en movimiento es clave.

El caso es que cerca de la mitad de las compañías (44 %) confiesa tener un nivel medio-bajo para la protección de información corporativa en remoto.

Así lo revela Kingston, que añade que otro 44 % no utiliza equipos cifrados como unidades USB o SSD. Además, 1 de cada 5 (19 %) tampoco emplea herramientas de seguridad en sus dispositivos.

Esto significa que las filtraciones de información por errores humanos o ciberdelincuencia pueden dejarlas en una situación de riesgo.

“El riesgo de pérdida y de filtración son algunas de las principales preocupaciones de las organizaciones”, indica Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston en España, “y es por ello” precisamente “por lo que es primordial utilizar los mejores dispositivos para evitar este tipo de riesgos”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor