“Un cambio de configuración defectuoso”, causa de la caída de Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp

MarketingSocial Media

La interrupción del tráfico de red provocó un “efecto cascada” en la comunicación de los centros de datos de la compañía de Mark Zuckerberg, que también afectó a sus sistemas internos.

La imposibilidad de acceder a las redes sociales suele causar escenas de nerviosismo de un lado a otro del planeta, sobre todo si la situación se extienden más de unos pocos minutos. Sobre todo si el apagón dura horas.

Estas plataformas se han integrado en día a día de millones de personas, al igual que las soluciones de mensajería instantánea y los propios teléfonos móviles.

Pero también se han convertido en una herramienta de trabajo más para los negocios, tanto para labores de marketing como de comunicación y soporte. Una caída del servicio puede hacer mucho daño.

El apagón de unas siete horas que ha sufrido Facebook y otras grandes herramientas bajo la propiedad de la compañía de Mark Zuckerberg, Messenger, Instagram y WhatsApp, ha mantenido a sus usuarios en vilo y ya se ha convertido en uno de los sucesos negros de la historia de la red social.

Las cuatro aplicaciones dejaron de funcionar mientras se generaba la confusión. ¿Por qué todos estos servicios cayeron al unísono y por qué los ingenieros de la compañía no eran capaces de ponerlos en marcha?

El vicepresidente de Infraestructura de Facebook, Santosh Janardhan, ha dado alguna pincelada sobre lo ocurrido.

Con sus sistemas recuperados y funcionando nuevamente. El directivo explica que una serie de “cambios de configuración en los routers troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron esta comunicación”.

“Esta interrupción del tráfico de red”, dice, “tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios”.

“La causa subyacente de esta interrupción también afectó a muchas de las herramientas y sistemas internos que utilizamos en nuestras operaciones diarias, lo que complicó nuestros intentos de diagnosticar y resolver rápidamente el problema”, cuenta Janardhan.

El ejecutivo insiste en que “la causa principal de esta interrupción fue un cambio de configuración defectuoso” y añade que no hay evidencias de que “los datos de usuario se hayan visto comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad”.

“Pedimos disculpas a todos los afectados y estamos trabajando para comprender más sobre lo que sucedió”, remata Santosh Janardhan.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor