Un servicio de Sarenet ayudará a medir el nivel de CO2 en espacios cerrados

Green-ITInnovación

Controla la calidad del aire a través de sensores y advierte sobre la necesidad de ventilar cuando se alcanzan los 1000 ppm.

Mantener una baja concentración de aerosoles en espacios cerrados es importante para evitar la propagación de virus como el de la COVID-19.

Y esto, precisamente, es una de las funciones de un nuevo servicio anunciado por Sarenet, que está pensado para controlar la calidad del aire con sensores que miden el nivel de CO2 en interiores.

Los datos recogidos por estos sensores indican, entre otras cosas, el grado de ventilación y renovación. También contribuyen a un consumo más eficiente que genera ahorros de costes.

La información que se va generando se almacena en una plataforma en la nube, accesible de forma segura y dotada de herramientas para la monitorización o el establecimiento de alertas.

Sarenet ofrece la instalación de los sensores en zonas estratégicas, integrados en la conectividad del centro, para advertir sobre el índice de concentración de CO2 y obligar a ventilar cuando se alcancen los 1000 ppm.

Esta solución puede resultar útil en espacios como aulas educativas, polideportivos, comedores, aparcamientos o salones de actos.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor