Una nueva vulnerabilidad afecta a equipos con procesadores Intel

Seguridad

Bitdefender ha descubierto un problema que afecta a las últimas generaciones de chips Intel en equipos Windows.

Los investigadores de seguridad han descubierto otra vulnerabilidad que afecta a procesadores de la marca Intel.

Bitdefender, que es la compañía que ha dado la voz de alarma, explica que este fallo afecta a las últimas generaciones de procesadores Intel de equipos que funcionan con software Windows y que vienen con la funcionalidad de ejecución especulativa para acelerar la CPU al predecir órdenes posteriores.

Esta función puede dejar rastros en la caché que luego los hackers utilizan para filtrar la memoria del kernel. Los ciberdelincuentes serían capaces de acceder a tokens, contraseñas, conversaciones privadas, cifrado y otro tipo de datos confidenciales almacenados en los dispositivos a través de ataques de canal lateral. De hecho, Bitdefender no descarta que “algún ciberdelincuente que haya descubierto la vulnerabilidad haya aprovechado la ocasión para robar información confidencial de empresas o particulares”.

“Los ciberdelincuentes que conozcan este nuevo método de ataque podrían ser capaces de acceder a la información más sensible de empresas y particulares de todo el mundo, algo que les proporciona la capacidad de robar, chantajear, sabotear y espiar”, señala Gavin Hill, vicepresidente de centros de datos y productos de seguridad de redes en Bitdefender.

La ejecución especulativa de instrucciones de Intel se combina con el uso de una instrucción específica de los sistemas Windows dentro de un gadget, según explicna los expertos.

Esta vulnerabilidad, que tanto Microsoft como otros miembros de su ecosistema tienen en cuenta para la emisión de parches, llega menos de tres meses después de otra alerta de seguridad sobre los procesadores Intel.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor