Se dispara el uso de inteligencia artificial en la concesión de créditos

Big DataDatos y AlmacenamientoEmpresasInnovación

El valor de los préstamos emitidos a través de plataformas de inteligencia artificial alcanzará los 315.000 millones de dólares en 2025, lo que supone un crecimiento del 1.200% en el próximo lustro.

La inteligencia artificial se está colando en todos los planos de nuestra vida. Está tecnología interviene en tareas tan cotidianas como las consultas que realizamos a los asistentes de voz de nuestro teléfono o altavoz inteligente, las recomendaciones que nos ofrece Netflix e incluso la navegación de los robots aspiradores con los que limpiamos nuestra casa.

El uso de la inteligencia artificial en estas aplicaciones nos resulta muy evidente, pero también está tras otros muchos procesos que no vemos. Por ejemplo, las herramientas de IA están ganando terreno en el ámbito financiero, aprovechando sus capacidades para la evaluación del riesgo crediticio.

Según el estudio ‘AI & Automation in Banking: Adoption, Vendor Positioning & Market Forecasts 2020-2025’, elaborado por Juniper Research, el valor de los préstamos no garantizados emitidos a través de plataformas de suscripción de IA alcanzará los 315.000 millones de dólares en 2025, frente a los 24.000 millones que supondrá al cierre del presente ejercicio. Por tanto, prevé un extraordinario crecimiento del 1.200% en los próximos cinco años. Además, puntualiza que dos tercios del valor de los préstamos suscritos mediante inteligencia artificial corresponderá a créditos al consumo.

El informe señala que las entidades crediticias tratarán de aprovechar los modelos de IA para evaluar y mitigar con mayor precisión los riesgos que representan los consumidores y clientes comerciales. Así pues, la utilización de estas soluciones permitirá construir modelos de préstamos más sostenibles.

La consultora especifica que la combinación de la inteligencia artificial con los servicios del denominado Open Banking -basado en el uso API abiertas que facilitan la creación de aplicaciones y servicios por parte de desarrolladores externos a las entidades financieras- permitirá construir una imagen integral del estado financiero del solicitante y anticipar riesgos futuros.

Juniper Research recomienda que los prestamistas aprovechen estas capacidades para expandir sus carteras tras la pandemia a personas que no cuentan con un historial crediticio previo. “La expansión de las operaciones de préstamos a áreas del mercado sin explotar es una forma fundamental en la que los bancos no sólo pueden aumentar sus propios ingresos, sino que también pueden competir de manera más eficaz con los servicios fintech rivales”, declara George Crabtree, coautor de la investigación.

Por otra parte, el estudio adelanta el despegue del uso de roboadvisors, asesores financieros que administran las inversiones de los usuarios mediante inteligencia artificial. La consultora indica que el valor de los activos gestionados mediante roboadvisors se multiplicará por seis en el próximo lustro, pasando de los 500.000 millones de dólares que supone actualmente hasta los 3 billones de dólares en 2025.

Juniper señala que estos roboadvisors deberían asociarse con grandes bancos, en lugar de tratar de acceder directamente a los usuarios. En el informe se explica que la alianza con entidades financieras permitirá que los asesores virtuales accedan a grandes segmentos que están desatendidos por las propuestas actuales de gestión de patrimonio. A la par, los roboadvisors aumentarán sus ingresos, manteniendo bajo control los costes de adquisición de clientes.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor