Volkswagen confirma que instalará en España su tercera fábrica europea de baterías

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

La tercera fábrica europea de baterías de Volkswagen se ubicará en España.

En Martorell ya existe una planta, asociada a la marca de origen español de su grupo, SEAT, y todo apunta a que ese complejo se ampliará para acoger la que será la tercera fábrica europea de baterías para automóviles eléctricos de Volkswagen de las seis que entran en la previsión del grupo.

Después de las que ya existen en Alemania y Suecia, la de España será la nueva fábrica que permitirá al grupo VAG extender la electrificación de sus modelos, según se ha confirmado como parte del evento “New Auto Strategy Day” por parte de Volkswagen, que ha confirmado oficialmente que España será el destino de esa tercera planta, aunque aún no ha concretado la ubicación específica, dentro de la hoja de ruta hasta 2030.

Plan PERTE

La iniciativa además entronca con el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia (PERTE) que ha presentado el Gobierno de España y que, en el caso concreto del impulso al vehículo eléctrico, con el que se espera la generación de más de 140.000 puestos de trabajo, contempla una inversión de más de 20.000 millones de euros en dos años para promover la transformación de la industria automovilística española. En este sentido resulta esencial el fomento de las fábricas locales de baterías para evitar depender de los fabricantes de Asia.

Volkswagen planea convertir España en un pilar estratégico de su apuesta por la movilidad eléctrica y se muestra decidida a establecer en el país toda la cadena de valor, lo que supone no sólo la planta de fabricación de baterías eléctricas sino también plantas de componentes y de producción y ensamblaje de los propios vehículos, según afirma Herbert Diess, CEO de Volkswagen.

España, hub decisivo

En concreto serían los modelos de pequeño tamaño los que se fabricarían en España, según adelanta Thomas Schmall, CTO y presidente del consejo de administración de SEAT. Se trataría de una gama decisiva en la denominada “democratización” de la movilidad eléctrica en Europa.

La apuesta por Martorell la refuerza Wayne Griffiths, CEO de SEAT y Cupra, al expresar su deseo de convertir España en un “hub europeo de movilidad eléctrica”, donde sería decisiva la transformación de las instalaciones ubicadas en esa localidad en una fábrica de automóviles 100 % eléctricos.

Lea también :