Warren Buffet desvela las apuestas más firmes de su fondo de inversiones, destacando Apple

EmpresasInversores

El inversor Warren Buffett, presidente del fondo de inversiones Berkshire Hathaway, ha dirigido su carta anual a los inversores donde expone sus movimientos estratégicos de participación en diversas empresas.

Es uno de los inversores más reputados, estando al frente del gestor de inversiones estadounidense Berkshire Hathaway, (BH) a su vez una referencia en el sector, y se espera cada una de sus recomendaciones como agua de mayo.

En esta ocasión nos hacemos eco de la carta anual que ha dirigido a los inversores de BH el pasado 27 de febrero para dar cuenta de la administración de los intereses de la firma así como explicando el porvenir más inmediato de las inversiones que maneja. De la misiva puede extraerse tres conceptos claves:

  • No apuestes contra [Estados Unidos de] América
  • Invierte en Apple
  • El paso del tiempo y la calma interior ayudan

Estados Unidos, como el resto del mundo, ha atravesado los rigores de la pandemia y ha sabido capearlos, pero en aquel país han vivido además (y siguen viviendo) la sacudida política y la división heredada del paso de Donals Trump por la Casa Blanca. Esto hace que Buffet desaconseje refugiar las inversiones en la renta fija, incluso a pesar del repunte experimentado por los bonos soberanos tanto de Estados Unidos como de países europeos, a los que el inversor augura un futuro poco halagüeño.

Dónde pone su dinero Berkshire Hathaway

En lo referente a Apple ha quedado más que clara la apuesta de BH al acumular acciones por un valor de 120.000 millones de dólares, hasta disponer del 5,4 % del total del accionariado de la empresa de Cupertino.

La otra gran apuesta es BNSF, empresa ferroviaria estadounidense de la que BH tiene un 100 %.

Por lo que respecta a las últimas grandes inversiones de BH, con un total de 12.000 millones de dólares, estas han sido la empresa de telefonía Verizon (8.600 millones de dólares) y la petrolífera Chevron (4.100 millones), además de otros 499 millones destinados a la empresa Marsh & McLennan, dedicada a servicios profesionales, que tras conocerse la noticia han visto cómo sus acciones se revalorizaban respectivamente un tres, un cuatro y un seis por ciento.

Lea también :