Bruselas podría regular la copia privada

eCommerceEmpresasMarketing

Las comisarias Reding y Kuneva firman una agenda digital que marca metas en los derechos de los consumidores al tiempo que anuncian medidas para acabar con las fronteras en el comercio electrónico.

Europa está decidida a acabar con las fronteras del comercio electrónico y ayudar a reducir la enorme diferencia entre aquellos que quieren comprar en el ciberespacio y los que finalmente lo hacen.
Las estadísticas comunitarias reconocen que la intención de compra es muy elevada, por la mayor variedad de la oferta y el descenso de los precios, pero que los ciudadanos no acaban de confiar en hacer un proceso de compra internacional en el que las fronteras desaparezcan.
El espacio Schengen no tiene, en las mentes de los europeos, una trasposición al mercado electrónico. Las comisarias de Consumo y Sociedad de la Información se han puesto de acuerdo para que esto no continúe sucediendo.
“Aunque la situación ha progresado, debemos vigilar para que este mercado único se ponga en marcha para los consumidores y las empresas en red”, ha defendido Viviane Reding, máxima responsable de Sociedad de la Información.
En este sentido, las dos comisarias han presentado la eYouGuide, que recopila los derechos de los ciudadanos europeos en red, y han presentado una agenda digital común con los retos para los próximos años.
La agenda parte de ocho puntos clave para evitar la mala praxis en el ciberespacio e incitar este nuevo marco de negocio. En primer lugar, Bruselas apuesta por acabar con el spam a través de sanciones civiles y penales.
Además, quieren conseguir que el comprador olvide el punto de origen del producto, para que la compra a nivel europeo sea igual independientemente del país de la razón social de la empresa.
Las comisarias quieren unificar derechos de copia privada, eaccesibilidad, respeto de los datos privados, añadiendo además una igualdad de derechos entre la compra física y la virtual y  la creación de un sistema europeo de calidad. Al tiempo, se mejorará el pago en línea.
Copia privada
El único punto polémico podría ser el relativo a la copia privada. Las comisarias quieren que los usuarios sepan “perfectamente que pueden y que no pueden hacer” con los productos culturales que se descargan, “poniendo fin a la fragmentación de reglas aplicables en materia de copia de uso privado”.
El derecho a la copia privada es uno de los pilares en los que se refugian los internautas para defender su derecho a hacer copias de los productos culturales. La industria, por su parte, culpa a este agujero de ser la llave para no pagar todos los derechos de autor que se deberían.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor