Google planea construir un nuevo gran cuartel general en California

Cloud
0 0 1 comentario

El niño crece y las costuras del traje ya no aguantan. Google continúa aumentando su tamaño y necesita disponer de un nuevo y más amplio cuartel general en California. Aún se conocen pocos detalles sobre el proyecto, que será anunciado en los próximos días.

La firma sueca de arquitectura Heatherwick Studio, dirigida por Bjarke Ingels, es la que ha obtenido el encargo de diseñar el nuevo cuartel general de Google en Mountain View (California), siguiendo tal vez los pasos de Apple y Facebook que en los últimos tiempos han construido nuevas, enormes y futuristas sedes.

El estudio designado para llevar a cabo tan magna obra ya acumula en su haber proyectos como el pebetero olímpico de los Juegos de Londres 2012. Como en otras ocasiones ha sucedido con los nuevos proyectos de sedes para Apple o Facebook, tendrá que ser el Concejo Local municipal quien evalúe la idoneidad del mismo, algo que llega en un momento delicado por las fricciones entre la empresa y la localidad donde tiene su base, cuyos representantes consideran que está sobredimensionándose al pasar Google de tener en 1999 una docena de empleados a los más de 20.000 que en estos momentos prácticamente abarrotan Mountain View con las complicaciones añadidas de un flujo tan enorme de trabajadores en un área que no ha crecido en consonancia para asimilar ese incremento en una población total de 80.000 habitantes.

Google ocupa actualmente unos 700.000 metros cuadrados de espacio de oficinas en Mountain View, el equivalente a tres Empire State Buildings, lo que supone un sustancioso ingreso de impuestos locales así como un aporte en cuanto a demanda laboral que ha reducido el desempleo en la zona al 3,3 % al tiempo que ha disparado a niveles estratosféricos el precio de la vivienda. En la zona de Silicon Valley los empleos relacionados con las empresas tecnológicas suponen el 27 % en comparación con el 7 % del estado de California o el 3 % de Estados Unidos de América.

Todo esto influye en la decisión del Concejo Local que, entre otros aspectos, debe valorar el impacto medioambiental que supondría un nuevo y enorme complejo en la zona además de la posible reserva de suelo para la construcción de residencias en la zonas anexas, que podría llegar a ser de hasta 5.000 viviendas. Un miembro de dicho órgano municipal se refería a esta cuestión recordando que en las últimas elecciones unos 12.000 integrantes del censo eran empleados de Google. Si con la incorporación de esas nuevas 5.000 viviendas aumenta aún más los trabajadores de Google “podrían hacerse con la ciudad”.

vINQulo

The New York Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor