¿Trabaja Google en un sistema operativo que se independizará de Linux y sustituirá a Android?

MovilidadOpen SourceSistemas OperativosSO MóvilesSoftwareWorkspace

Parece que la compañía de Mountain View prepara una plataforma llamada Fuchsia que se basa en el kernel Magenta y que podría reemplazar también a Chrome OS.

Las sospechas están encima de la mesa. Parece que Google ha comenzado a trabajar en un nuevo sistema operativo, más allá del Android y el Chrome OS que ya lleva unos cuantos años desarrollando, y las especulaciones en torno al futuro de su ecosistema se han agitado durante los últimos días.

Este sistema operativo llevaría por nombre Fuchsia, sería open source como los anteriores y estaría capacitado para funcionar tanto en combinación con chips móviles como de PC, de 32 bits y 64 bits. Su característica más destacada consiste en que se deshace de la dependencia con Linux. Y es que, en vez de usar su kernel, parte del de Magenta.

Así lo resumen desde Strategy Analytics. Según esta compañía, esto podría deberse a una búsqueda de una escalabilidad mayor. A la posibilidad de ejecutar la plataforma en una amplia gama de dispositivos, desde smartphones y tabletas a ordenadores, pasando por otros productos conectados. “El kernel de Linux no es ideal para todas las situaciones y se antoja problemático especialmente en el caso de dispositivos embebidos como el tablero de mandos de un coche, las unidades GPS u otros dispositivos IoT”, explica la firma de investigación.

Aunque sus características parecen claras, y llegarían acompañadas de otras como el aprovechamiento de Flutter en la interfaz de usuario y de Dart como lenguaje de programación, las dudas circulan en torno a la posición que podría alcanzar Fuchsia dentro de la lista de prioridades de Google. Eso es, de salir adelante.

Una posibilidad que se baraja es la desaparición de Android y de Chrome OS, convirtiendo a Fuchsia en sistema convergente. “Una opción alternativa“, dice Strategy Analytics “es que Google continúe operando todos los sistemas operativos en paralelo, usando el nuevo sistema operativo sólo para dispositivos que requieren un mejor rendimiento que aquél que los sistemas basados ​​en Linux pueden ofrecer” como OnHub y Google Home. Es decir, Fuchsia sería para Google lo que Samsung para Tizen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor