La censura en China se extiende a la venta de ordenadores

El gobierno Chino insta a los fabricantes a que incluyan en los PC a partir del 1 de julio un software que bloquee automáticamente determinados sitios web.

El Ministerio Chino de Industria y Tecnologías de la Información quiere que todos los ordenadores personales que se vendan en el país a partir del 1 de julio incluyan un software que bloquee el acceso a determinados sitios de Internet, tal y como ha publicado el Wall Street Journal.

El software en cuestión se denomina ‘Green Dam-Youth Escort’. En China, la palabra ‘green’ se utiliza para hablar del uso de Internet donde no exista acceso a material para adultos y otro tipo de contenidos ilícitos.

censura.jpg

Las autoridades Chinas no han hecho pública la noticia todavía, pero el diario norteamericano afirma que un documento publicado el 19 de mayo describe el requerimiento de ‘construir un entorno en Internet ‘verde’, sano harmonioso, así como de prevenir a la gente joven de información que pueda envenenarlos o influenciarlos negativamente’.

Según IDC, está previsto que las ventas de ordenadores en el país asiático superen los 40 millones de unidades en 2009. La no ejecución de esta medida podría significar para los fabricantes no sólo importantes pérdidas sino también dificultades a la hora de poder tener fábricas e instalaciones para investigación en China.

Sin embargo, el cumplimiento del mandato también podría suponer que fueran acusadas desde el exterior de permitir la censura.

Como ya es sabido, el Gobierno Chino utiliza desde hace tiempo un complejo sistema de filtrado de los contenidos en Internet. Sin embargo, funciona tan sólo a nivel de red.

Según publica el diario, “el nuevo método podría dar al gobierno del país asiático un mayor control sobre los ciudadanos”.

El software, desarrollado por la empresa Jinhui Computer System Engineering, deberá ser preinstalado en los ordenadores y, además, se proporcionará una copia en CD junto al equipo.

Todavía no está claro cómo responderán los fabricantes de ordenadores ante esta ‘petición’ del Gobierno Chino.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor