La expansión de Linux en 2017 debe ir ligada a la seguridad

Seguridad

Solo en 2016 hubo dos grandes agujeros de seguridad que afectaron al sistema open source.

Linux y el software de código abierto ahora funcionan en todo y esto significa que la comunidad open source necesita trabajar más duro para seguir ganando confianza.

En 2016, Linux cumplió 25 años. Cuando comenzó fue un proyecto estudiantil, pero ahora Linux se ejecuta en todo, desde los teléfonos inteligentes hasta los superordenadores, los servidores web, la nube o los coches conectados. Muchas aplicaciones de software como servicio (SaaS) también corren con Linux e incluso Microsoft finalmente se ha unido a la Fundación Linux.

Esta expansión implica que los piratas informáticos apuntan más que nunca a Linux y el software open source en busca de vulnerabilidades.  Solo en 2016 ha habido dos grandes agujeros de seguridad de Linux, afectando al cifrado.

Hay muchos desarrolladores de seguridad de Linux ocupados en detectar estos errores. Existen muchas instrucciones sobre cómo informar de los errores cuando se encuentran, pero nunca hay suficientes programadores para arreglar los fallos reportados,  tal y como recoge en una retrospectiva ZDNet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor