Los científicos enseñan a pensar a un avatar

Cloud
0 0 1 comentario

Se llama Edd Hiffeng, y parece un avatar más de los muchos que pululan por Second Life. Sin embargo, forma parte de un experimento de inteligencia artificial del Rensselaer Poytechnic Institute, por lo que le han dotado de una capacidad limitada de conversar y razonar por sí mismo.

Edd Hiffeng, un robot de acero gris parecido a Robocop, pasa desapercibido en el mundo virtual de Second Life. Sin embargo, es diferente a todos los demás avatares. Sus acciones no son controladas por una persona a través de un teclado, sino que se mueve según los deseos de un ordenador. Edd es el resultado de un proyecto de inteligencia artificial del Rensselaer Polytechnic Institute, con el que se quiere desarrollar la capacidad de la IA para aprender a responder a nuevas situaciones. Lo han colocado en Second Life porque es un buen lugar para que la gente pueda interactuar y hablar con él. “Es una forma muy sencilla de probar nuestras tecnologías”, comenta Selmer Bringsjord, director del Resselaer Artificial Intelligence and Reasoning Laboratory.

Bringsjord considera a Edd como el precursor de creaciones más sofisticadas que podrán interactuar con la gente dentro de las proyecciones tridimensionales de sitios como paradas de metro o calles. Dice que las ilusiones holográficas pueden ser utilizadas por los trabajadores de emergencia de trenes o para resolver misterios.

Por el momento, Edd sólo se mueve donde Bringsjord y sus estudiantes le colocan para hacerle las pruebas. Puede responder a preguntas como “¿De dónde eres?, pero sólo entiende el idioma inglés que ha sido traducido previamente en lógica matemática.

Bringsjord aclara que la programación para la mente de Edd se ha hecho en estaciones de trabajo y que no está aprovechándose de los servidores de Second Life. Los cálculos serán pronto traspasados a un supercomputador que tiene Rensselaer con ayuda de IBM.

vINQulos
Sydney Morning Herald

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor