“Nuestros smartphones cuentan con el valor añadido de ser productos pensados y producidos en España”

CloudEmpresasMovilidadTabletas

Smartphones y tablets a precios asequibles, pero producidos en Cantabria y con alta calidad. Con 20 años a sus espaldas, Wolder está ya consagrada como una de las empresas más importantes en el sector tecnológico nacional.

Dentro del extremadamente competitivo mercado tecnológico, en España hay una empresa que destaca en este sector por sus buenos productos y sus precios ajustados: Wolder. Su trayectoria, desde sus comienzos produciendo accesorios para automóviles, ha sido un ejemplo de trabajo constante, con pasos meditados y apuestas firmes. La última batalla a la que ha acudido es la de los smartphones, y a ella llega con la experiencia adquirida tras haber peleado ya en la de los tablets.

Al frente de Wolder está Ricardo Garrudo, el presidente de esta compañía que tiene su sede en Cantabria pero que cuenta también con oficinas en China. Atiende a Silicon News precisamente tras regresar de un viaje por tierras orientales.

– Wolder lleva más de 20 años trabajando duro, sin levantar la voz, pero ofreciendo productos y soluciones muy fiables. ¿Cómo ha sido esta trayectoria?

El camino ha sido duro pero apasionante y, sobre todo, muy gratificante. Empezar un negocio hace más de 20 años y continuar siendo líder en la línea de actividad que te vio nacer como empresario, en este caso la comercialización de accesorios para el automóvil, es toda una satisfacción. Y si a esto le unes el haber podido adquirir una experiencia tal en el mercado español y en el chino que te permite, no sólo abrir tu propia oficia en China, sino también diversificar tu negocio hacia otras líneas de producción tan dispares como la electrónica de consumo, el bricolaje o el skate y el longboard, la satisfacción es mayor.

Está claro que no todo ha sido un camino de rosas, y la de Wolder es una historia de éxitos, pero también de fracasos. Pero tanto unos como otros nos animan a seguir innovando, pensando en nuevas líneas de negocio y nuevos productos, y a seguir trabajando para poder crecer aún más y convertirnos en referente en nuestras áreas, de la misma manera que ya lo somos en el sector de los remolques y otros accesorios para el automóvil.

– Una compañía tecnológica cántabra que cuenta con oficinas en China. ¿Qué motivó la idea de expandirse allí? ¿Y por qué precisamente China?

La búsqueda constante de los mejores proveedores para poder ofrecer la mejor relación calidad-precio en nuestros productos nos ha llevado desde nuestros comienzos empresariales al mercado chino. El expertise en proveedores, fábricas y modelos de productividad en China, fruto de “patear mucho en aquella época” y de integrarnos en la cultura china hasta el punto de llegar a fijar allí mi residencia durante unos años con mi familia, nos ofrecía una ventaja competitiva sólida y avalada: el ser interlocutores capaces de trasladar la visión occidental a los chinos y conseguir el resultado deseado. Esto, que puede parecer muy fácil, en realidad requiere mucho tiempo y esfuerzo, aprender a comunicarse, alinear visiones, hasta el punto de haber replicado parte del equipo de España en China para contar con personal de Wolder que esté en el día a día de la producción y que verifique e inspeccione que ésta se realiza conforme al diseño que hemos desarrollado en España.

– Tablets, lectores de eBook, reproductores de DVD home y portátil, TV portátiles, ahora smartphones… ¿Cómo es el equipo humano con el que cuenta Wolder?

Si de algo podemos estar orgullosos en Wolder es del capital humano con el que cuenta nuestra empresa, que, sin duda, tiene mucho que ver del éxito de nuestros productos. Y es que, una de las principales características de nuestro equipo, que se ha visto notablemente ampliado en los últimos años, es la diversidad de perfiles profesionales: ingenieros, informáticos, comerciales, economistas, expertos en logística, técnicos de recursos humanos, publicistas, periodistas, diseñadores, etc. Esta riqueza nos ha permitido afrontar con profesionalidad la diversificación de líneas de negocio de nuestra compañía y poner en el mercado una amplia gama de productos de calidad perfectamente preparados para competir y que satisfacen con éxito las demandas de los consumidores.

Recientemente, hemos creado un área de I+D+i y marketing, para asegurar todo el diseño y concepción de productos que realizamos desde España se hace con criterios de calidad e innovación. Este departamento trabaja de manera conjunta con las otras áreas de la empresa y, precisamente, ese trabajo en equipo, codo con codo en el día a día, hace posible transformar proyectos en productos vendibles y, sobretodo, demandados.

– Vuestros productos tienen unas prestaciones muy altas, pero que vienen acompañadas por unos precios muy ajustados. ¿Cuál es vuestra estrategia de negocio?

Precisamente uno de los objetivos de nuestra empresa es ofrecer productos innovadores con buenas prestaciones, que sean competitivos en el mercado y que tengan un precio realmente asequible. Por otra parte, y siendo fieles al lema bajo el que nació nuestra compañía, hace más de 20 años, ‘Libertad de movimiento’, pretendemos que cada nuevo producto que ponemos al alcance del consumidor sea una herramienta para facilitar su desarrollo personal y profesional mejorando su movilidad.

– Lleváis a gala que Wolder ofrece un diseño “100% español”. ¿Crees que esto es algo que valora especialmente el comprador de nuestro país?

En los tiempos que corren, la gente está especialmente sensibilizada con la necesidad de reactivar nuestra propia economía consumiendo productos nacionales, que se diseñen y fabriquen aquí y que den empleo a familias españolas. La verdad es que el feedback que estamos recibiendo en este sentido es muy bueno. La gente nos da la enhorabuena por aventurarnos como empresa española en sectores como, por ejemplo, el de la tecnología en el que parecía que nuestro país no tenía nada que decir. En Wolder queremos demostrar que España puede ser perfectamente competitiva en la fabricación de bienes de muy diversa naturaleza y que en nuestro país hay talento suficiente como para sacar adelante nuestro maltrecho sistema productivo.

– Habéis decidido dar el salto al duro y competitivo mercado de los smartphones. ¿Os costó tomar la decisión o está fijada en vuestra hoja de ruta desde el principio?

El mundo de la electrónica de consumo requiere estar constantemente en la vanguardia tecnológica e ir un paso por delante, ya que estás lanzando un producto y ya estás viendo en ferias, proveedores, etc. presentación de nuevos componentes o productos que están a tu alcance. Con esto quiero decir que llevamos tiempo viendo y analizando tecnologías y componentes para telefonía y que era un objetivo efectivamente recogido en nuestra hoja de ruta para 2013. Hemos esperado casi a final de año porque requería una especialización diferente al mundo de las tablets y nuestro equipo tenía que tener un producto muy sólido y competente que no defraudara en nuestra entrada al mercado de smartphones.

En este sentido, me gustaría resaltar que aunque es, como bien dices, un mercado competitivo, nosotros vemos que hay aún un público potencial amplio en aquellas personas que quieren un smartphone de calidad y con todas las prestaciones para poder usarlo con fluidez en su día a día y que, sin embargo, no están dispuestos a pagar la pertenencia a una marca. Creemos que es en esa franja en la que podemos posicionarnos fuerte sin entrar a competir con grandes multinacionales.

– mismart WINK y mismart SMILE son los dos modelos con los que os lanzáis a la arena. ¿Qué valor diferencial tienen para convencer a un comprador y opte por comprarlos?

Quizás el valor diferencial más llamativo de entrada es el precio. Nuestros dos primeros modelos de smartphone están en el mercado a un precio inferior al de otros teléfonos inteligentes de gama media, que son sus competidores directos, sin que esto vaya en detrimento de la usabilidad y utilidad de estos dispositivos. Además, como comentábamos antes, cuentan con el valor añadido de ser productos pensados y producidos en España.

Si nos centramos en los aspectos meramente técnicos, estos dos primeros modelos de smartphone que hemos puesto en el mercado tienen unas prestaciones altas, similares a los terminales que comercializan otros fabricantes y aseguran a los usuarios una experiencia de uso totalmente satisfactoria en su día a día, tanto si se les da un uso personal como profesional. En este sentido, uno de los aspectos que más llama la atención es el hecho de que sean dispositivos DUAL SIM 3G, esto es, que cuentan con dos ranuras para tarjetas SIM diferentes y de cualquier compañía y que en ambas se pueden emplear tarjetas con tarifa de datos. Esto permite a nuestros clientes utilizar nuestros smartphones, a un mismo tiempo, como teléfono de uso personal y de trabajo, con total comodidad.

– En marcha tenéis nuevos modelos, ¿verdad?

Mismart SMILE y mismart WINK han sido sólo el pistoletazo de salida. Ya estamos trabajando en el lanzamiento de nuevos modelos que, dentro de nuestra estrategia de ofrecer productos de calidad a precios competitivos, vendrán a solucionar las demandas de los consumidores en cuanto a diseño, tamaño, prestaciones, etc. De la misma manera que hemos venido haciendo con las tablets, queremos ofrecer una gama de smartphones lo suficientemente variada como para que nadie se quede fuera de la familiar Wolder y todo el mundo pueda encontrar entre nuestros productos el terminal que mejor satisface sus necesidades.

– Acabáis de sacar a la venta un tablet infantil, miTab Yummy. ¿Qué respuesta esperáis ante este producto?

miTab YUMMY es nuestra apuesta para el público infantil de cara. No es una tablet infantil como otras que se encuentran en el mercado, ya que desde nuestra empresa hemos querido garantizar el ocio y el aprendizaje de los más pequeños en un entorno seguro. Para ello, hemos dotado a nuestro producto con un dos interfaces diferencias: un launcher para niños, con navegación segura; contenidos infantiles precargados y un menú con acceso a aplicaciones educativas y lúdicas recomendadas, y un interfaz para los padres, con funciones de control parental.

Si a esta versatilidad, que hace que tanto padres como hijos puedan interactuar con miTab YUMMY, le sumas el competitivo precio con el que sale al mercado, tan sólo 89 euros, esperamos que este dispositivo tenga una gran acogida no sólo en la campaña navideña.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor