¿Hacia dónde se dirigen los pagos móviles?

eCommerceMarketingMovilidadPagos ElectrónicosSmartphones
0 0 No hay comentarios

El smartphone quiere desterrar el pago en metálico y con tarjeta. Big Pay, HCE, bitcoin, pagos P2P o proximity marketing son algunas de las tendencias llamadas a revolucionar los pagos móviles.

El interés de las grandes empresas tecnológicas en los pagos móviles evidencia que éste va a ser uno de los ‘campos de batalla’ más agitados en los próximos años.

Cabe preguntarse si ha llegado ya el momento de los pagos móviles, pero lo que es indudable es que los sistemas de pago tradicionales, como el dinero en efectivo o el uso de tarjetas de crédito o de débito, van a ceder a corto plazo buena parte de su protagonismo. Según el ‘Informe anual de tendencias en medios de pago’, elaborado por Tecnocom, se observa la reducción del número de tarjetas en circulación. Sin embargo, todavía se presentan muchas incertidumbres, ya que es un sector en desarrollo y, por tanto, en continua consolidación y evolución.

Vector ITC Group ha elaborado una lista con las principales tendencias en el ámbito del pago móvil. En primer lugar, se refiere al Big Pay, soluciones que permiten al cliente pagar a través de su smartphone, emulando un pago con tarjeta débito o crédito, sin necesidad de una app o un e-wallet asociado en el móvil al banco emisor de la tarjeta. Son aplicaciones gratuitas para los clientes, cuyo objetivo es crear una dependencia sobre del dispositivo móvil donde están instaladas, ya sea Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay.

Otra tendencia es el Host Card Emulation (HCE), con soluciones de pago basadas en la existencia de un elemento seguro donde se almacenan los datos de la tarjeta del cliente. Dicho elemento seguro puede estar en la SIM del teléfono, en el hardware del smartphone o en el software. Desde la versión 4.4 de Android, Google incorpora el servicio HCE como componente de software, permitiendo la emulación de una ‘tarjeta inteligente’.

La seguridad de estas soluciones se basa en la tecnología Cloud Based Payments, que permite el almacenamiento y gestión de los datos de tarjeta de forma segura. También es precisa la clave de tokenización, para que los datos de la tarjeta del cliente no sean transmitidos por las redes, sino que se utilice un token. Hay varias e-wallets que utilizan HCE y algunos grandes bancos han apostado por esta tecnología. La principal diferencia entre la soluciones aportada por los bancos y por los Big Pay es que los monederos electrónicos de éstos últimos son multiemisor, ya que permiten almacenar y utilizar tarjetas de diferentes bancos.

El bitcoin ya es bien conocido como moneda electrónica con la que realizar pagos de forma segura. Esta criptomoneda garantiza la seguridad de las transacciones gracias a Blockchain, un sistema de contabilidad compartida basado en pruebas criptográficas de confianza. Las transacciones se realizan entre un e-wallet de Bitcoin y otro, firmando cada transacción y llevando información tanto de la transacción previa como de la siguiente. Así se forma una cadena de transacciones donde cada eslabón es necesario para la verificación total del sistema.

Tampoco debemos olvidarnos de los pagos P2P. Este mecanismo es el más utilizado por los bancos para la realización de transferencias, al igual que sucede con PayPal. Vector ITC Group reseña que se están desarrollando soluciones para poder pagar con el móvil directamente a otra persona, sólo con asociar el contacto del teléfono al IBAN de su cuenta.

Todavía no hay una solución global europea pero se está trabajando en ello. Así, se ha creado el Retail Payments Board (ERPB), que regula este tipo de pagos. También se está trabajando en un Distributed Proxy Lookup Service, que permite hacer el mapeo entre el número de teléfono y la cuenta IBAN de una persona en el ámbito europeo.

Otra posibilidad interesante que se abre para los pagos móviles es el proximity marketing, permitiendo la compra en tiendas físicas sin interactuar con ningún dependiente. Así, podemos estar en un centro comercial, recibir un mensaje en el móvil con una oferta, entrar en la tienda y comprar el artículo a través del smartphone. Esto ya es posible mediante el uso de beacons, un sistema de radiofrecuencia basado en bluetooth.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor