Un fallo de conmutador tumba el servicio de datos de BlackBerry durante dos días

CloudColaboraciónMovilidadProveedor de ServiciosProyectosSeguridadServidoresSoftware
0 0 No hay comentarios

La avería ha dejado sin conexión a Internet desde el lunes a millones de usuarios de los smartphones de RIM en Europa, África, Oriente Medio, India y Sudamérica.

Esta semana se está complicando para Research In Motion y sus clientes. Pocas horas después de solucionar el problema que dejó a millones de usuarios BlackBerry en Europa, Oriente Medio y África sin acceso a correo electrónico, navegación web y BlackBerry Messenger durante casi todo el lunes, el servicio de datos volvió a derrumbarse sin que, de momento, haya podido ser restaurado.

    RIM está intentando eliminar el tapón de datos generado por el apagón
RIM está intentando eliminar el tapón de datos generado por el apagón

RIM se ha propuesto mantener informados a sus usuarios a través de las cuentas oficiales de la firma en Twitter y, la española en concreto, se ha centrado en responder una a una las quejas con mensajes como “Sentimos las molestias causadas. Estamos trabajando para restaurar el servicio normal cuanto antes”.

Además, a las cinco de la tarde de ayer ha tenido que reconocer que los retrasos de mensajería y navegación se han extendido de “algunos usuarios de Europa, Oriente Medio y África” a los de India, Brasil, Chile y Argentina.

¿La causa? “Un fallo de conmutador principal dentro de la infraestructura de RIM”, según un comunicado que recoge Reuters. Aunque se supone que el sistema está diseñado para conmutación por error a un switch de back-up, esta alternativa que en caso de fallo debería derivar los datos de forma automática a un servidor adicional “no funcionó como se había probado anteriormente”.

Como resultado, “se ha generado una gran acumulación de datos” que RIM está intentando eliminar a marchas forzadas.

Estos apagones son un quebradero de cabeza más para la compañía canadiense, que está perdiendo terreno en el mercado del correo electrónico corporativo en favor de Apple, sus iPhones y iPads, y de los dispositivos de otros fabricantes que trabajan con el software Android de Google.

Al mismo tiempo sufre la presión de los inversores tras unos resultados trimestrales decepcionantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor