VeriSign se deshace de la mitad de su plantilla para centrarse en seguridad

Seguridad

El plan, anunciado ayer, es reducir su personal a 2.000, con lo que la empresa espera aumentar el margen de beneficios y superar la mala racha que está pasando.

Stratton Sclavos, presidente de VeriSign durante los últimos doce años, dejó inesperadamente la empresa en mayo. En julio, esta empresa de certificados digitales anunció que cogería 160 millones de dólares para cubrir opciones de compra mal llevadas en un anuncio que coincidía con la dimisión del antiguo director financiero Dana Evan. Los dos, Evan y Sclavos, eran los portadores de estos derechos mal adquiridos, aunque no hay evidencia de que fueran los responsables últimos.

La mayoría de los puestos de los que VeriSign quiere prescindir pertenecen a la división de servicios de comunicación, lo que incluye un negocio de consultoría y un servicio de facturación para operadores móviles, en total, un tercio de sus ingresos.

Sin un liderazgo claro en este negocio, VeriSign parece haberse metido en demasiados sectores. El proceso de reestructuración durará previsiblemente hasta finales del año próximo.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor