Aruba apunta a la pyme con Instant On

MarketingMovilidadPublicidadRedes inalámbricas

Durante su evento Aruba Atmosphere 2019, el fabricante de soluciones de red muestra cómo se está cambiando la ecuación en el extremo de las redes.

Especial desde Croacia

Esta semana se ha celebrado una nueva edición del congreso Aruba Atmosphere 2019, que repite escenario en la localidad croata de Sibenik.

El fabricante lleva tiempo apostando fuertemente por la conectividad inalámbrica y la seguridad en el extremo de las redes, el denominado Edge Computing. Se trata de un ámbito en continua evolución debido al creciente número de dispositivos conectados que requiere de una respuesta para poder gestionarlos todos de manera eficiente y sencilla, pero también segura.

Así lo expresaba Keerti Melkote, CEO de Aruba, compañía perteneciente a Hewlett Packard Enterprise: “IoT está cambiando la ecuación en el extremo de las redes y es necesaria una mejora de la experiencia en tiempo real dentro del Edge”.

El fundador de la compañía tiene claro que la gestión de todos esos dispositivos conectados ya no es posible si no se realiza con grandes dosis de automatización, la cual llega marcada por la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina. “De esta forma, además de aumentar la eficiencia, permite a los administradores dedicarse a tareas más importantes”.

Se trata de un gran reto para las empresas, tanto a nivel cultural como de negocio, pero también conlleva un potencial enorme si las organizaciones lo afrontan, cuanto antes mejor: el Edge representa una revisión importante de cómo entender y ofrecer los servicios a los clientes. Generará un mundo definido por servicios dinámicos, inmediatos y personalizados.

Keerti Melkote, fundador y CEO de Aruba, durante su ponencia inaugural

Es así porque las nuevas tecnologías facilitarán la convergencia de personas, aplicaciones y cosas. La clave está en saber entender toda esa información generada y transformarla posteriormente en experiencias mejoradas tanto para los trabajadores como para los clientes. No importa el tamaño de la organización o a qué se dedique porque el potencial es enorme y aplica a cualquier tipo de negocio o servicio: tiendas, hospitales, colegios, lugares de trabajo, fábricas, almacenes, hoteles… El extremo es un lugar de oportunidades y los próximos 5 años marcarán el devenir de todas las organizaciones que operan en estos ámbitos.

Melkote desgranaba los tres pilares en la estrategia que Aruba lleva desarrollando desde hace años: Por un lado las soluciones Campus, que dan respuesta a la conectividad inalámbrica de lugares hospitales, universidades, etc. Se distribuyen en áreas relativamente acotadas pero con distintas instalaciones y edificios.

Por otro, lo que denomina Branch Connectivity, que cubre las necesidades de aquellos negocios distribuidos geográficamente y conectados a un centro de datos como las cadenas de tiendas minoristas. Estos modelos tienen unas necesidades particulares, ya que cada tienda se conecta a la central a través de la nube pero necesita capacidades y servicios independientes del resto de establecimientos. en este área entra en juego el ‘software defined’ para poder desplegar y escalar servicios en función de cada momento y hacerlo prácticamente en tiempo real para poder absorber correctamente picos de información generada por los clientes y responder a sus necesidades.

Por último, el acercamiento de Aruba a los micro centros de datos, donde lleva a determinadas ubicaciones estratégicas y distribuidas nuevos factores de forma que den respuesta a la computación y conectividad en el extremo de las redes. Estos centros de datos harían de interfaz entre el Edge y la nube en sus distintas modalidades.

El denominador común de todos estos escenarios es la automatización, una apuesta casi personal de Partha Narasimham, CTO de Aruba. En un encuentro previo con la prensa, el máximo responsable técnico del fabricante recalcaba el poder de la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina para poder realizar todo tipo de operaciones prácticamente sin necesidad de intervención humana. La tecnología de Aruba es capaz de llevar a cabo segmentación dinámica de todo lo que se conecta a las redes que integran el ecosistema. Una vez realizada, es posible suministrar a cada conexión un servicio totalmente personalizado. Y mientras esto ocurre, la propia plataforma sigue aprendiendo para mejorar la experiencia.

Partha Narasimham, CTO de Aruba

Las capacidades de automatización se producen a distintos niveles, no solamente durante los procesos de gestión de identidades, sino también en la propia gestión de la red, en los servicios de geolocalización y, por supuesto a nivel de seguridad. “Es como si cada organización tuviera un técnico de red dedicado las 24 horas del día los 7 días de la semana dentro de la propia red”, clamaba Narsimham.

Aruba Instant On: Lo último en WiFi, también para la pyme

Una de las novedades del congreso Aruba Atmosphere 2019 ha sido la apuesta del fabricante para llegar al mercado de pequeñas y medianas empresas, especialmente aquellas con potencial de crecimiento a corto y medio plazo. Se trata de Instant On, una familia de soluciones cuya máxima es facilitar su instalación y gestión pero con capacidades que hasta ahora estaban reservadas a grandes corporaciones. Su objetivo es proporcionar conectividad ininterrumpida a los usuarios sin que sea necesario asignar administradores para mantener la calidad del servicio en los habituales picos de tráfico, por ejemplo.

Las pymes están invirtiendo cada vez más en tecnología para aumentar su competitividad en los mercados donde operan, pero también la seguridad de sus instalaciones y servicios a los consumidores.

Asimismo, se han dado cuenta de que sus clientes pasan más tiempo en sus dependencias cuando tienen acceso a un buen servicio WiFi, lo que termina incidiendo en una mejora de las ventas. Por ello, Aruba ha detectado que un gran interés de este tipo de organizaciones a la hora de actualizar sus servicios inalámbricos. Es a ellas a las que va dirigida la familia Instant On, donde ya están disponibles diversos puntos de acceso inalámbricos con tecnología 802.11ac Wave 2 (WiFi6) tanto para interiores como para exteriores.

Los nuevos puntos de acceso Instant On de Aruba estarán disponibles en julio a partir de 119 dólares

Todos ellos se pueden gestionar desde una app unificada (o bien el tradicional servicio web) que facilita enormemente cualquier proceso, así como la visibilidad de todos y cada uno de los usuarios conectados. Además, es posible hacer uso de la arquitectura Mesh en caso de que sea necesaria la instalación de múltiples puntos de acceso.

Instant On llega en el momento preciso, donde la conectividad WiFi ha pasado de ser un servicio premium a una ‘comodity’ para los consumidores. Prácticamente nadie se plantea pasar sus vacaciones en un hotel que no disponga de conexión inalámbrica para conectar varios dispositivos… Incluso cuando el servicio no goza de la calidad adecuada, es probable que no repitan sus vacaciones en el mismo lugar.

La iniciativa de Aruba ofrece incluso la posibilidad de configurar varias redes usando la misma infraestructura, un proceso que -aseguran- puede ser complicado pero que en la práctica es realmente sencillo de conseguir. Por ejemplo, es posible dividir la red en dos (una para los empleados y otra para los clientes), por lo que se consiguen mayores índices de seguridad y disponibilidad.

Melkote señalaba durante la presentación de Instant On que esta tecnología está pensada para su escalabilidad a medida que van creciendo las pymes, de tal forma que no perderán sus inversiones cuando gocen de un mayor volumen de negocio.

Amadria Park, un caso de uso real

No es casualidad que Atmosphere 2019 se haya celebrado por segundo año consecutivo en la localidad de Sibenik, Croacia. Allí se encuentra el complejo turístico Amadria Park, que cuenta con diversos hoteles e instalaciones a las orillas del Mar Adriático. Este negocio es cliente de Aruba Networks, por lo que los asistentes tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano el despliegue de la tecnología inalámbrica que mejora notablemente la experiencia de los clientes que pasan allí sus vacaciones.

De hecho, varias de las demostraciones técnicas (un total de 6 escenarios) que se realizaron durante el evento trabajaban con la infraestructura y los datos que ya está en producción en el complejo turístico. No se trataba de las tradicionales demos de producto con datos ficticios

Con una media de 3 dispositivos por persona (y 8 por familia) los hoteles necesitan proporcionar un servicio WiFi de calidad e ininterrumpido, pero no siempre tienen los recursos necesarios para mantener grandes departamentos de TI. La anteriormente comentada automatización facilita que se puedan centrar en lo que realmente importa, en este caso el negocio relacionado con la hospitalidad. El balanceo de carga se realiza de forma dinámica en función de los puntos calientes (los lugares donde se congrega más gente en cada momento), incluyendo los exteriores como la piscina o la playa.

El Centro de Convenciones del complejo Amadria Park en Sibenik fue, de nuevo, el marco elegido para celebrar la X edición de Aruba Atmosphere

Con la tecnología de Aruba, es posible proporcionar a través de apps una experiencia personalizada a cada cliente. De hecho, el futuro de los hoteles pasa por poder gestionar todos los servicios directamente desde la aplicación para el móvil. El potencial que tiene esta tecnología en grandes cadenas hoteleras es enorme, un claro ejemplo de cómo el edge computing puede cambiar a las organizaciones si hacen un buen uso de la tecnología actual.

Más allá del sector de la hospitalidad, Aruba también mostró diversos casos de uso como el de gestión de instalaciones, espacios de trabajo (donde los propios empleados pueden realizar todo tipo de gestiones vía WiFi que redunda en su rendimiento y eficiencia en el día a día), operaciones de TI (se puede aumentar la visibilidad de toda la infraestructura de red cableada e inalámbrica), retail (para conectar establecimientos entre sí pero manteniendo independencia entre ellos en función de las necesidades de sus clientes), almacenes y fábricas (con productos más robustos y equipo industrial en colaboración con Siemens)…

En definitiva, todo un mundo de posibilidades que se abren en cualquier escenario que se nos pueda ocurrir en el extremo de las redes, “algo que las organizaciones no deben subestimar para poder responder a la creciente demanda de los usuarios finales y, en general, cualquier dispositivo conectado”, subrayaba en el evento Morten Illum, Vicepresidente de Aruba para EMEA.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor