Cómo EMASA llegó a la hiperconvergencia de la mano de Nutanix

¿Qué es un Brand Discovery ?

La Empresa Municipal de Aguas de Málaga ha mejorado sus niveles de rendimiento tras implementar la solución Nutanix Xtreme Computing Platform a través de MicroCAD, convirtiéndose en todo un ejemplo del éxito de la hiperconvergencia.

La Empresa Municipal de Aguas de Málaga (EMASA) se dedica a gestionar el ciclo del agua en esta ciudad andaluza y su término municipal, captando y distribuyendo recursos, depurando, desalinizando, reutilizando aguas depuradas y eliminado aguas usadas. Asimismo, promociona proyectos de investigación, culturales y de preservación del medioambiente. Con el objetivo de mejorar sus servicios, y tras siete años con la misma infraestructura tecnológica, la compañía decidió en 2014 renovar sus sistemas de computación y almacenamiento. “La primera revolución tecnológica que hicimos fue allá por el año 2007”, rememora Pedro María Galdón Conejo, director de Tecnologías de la Información de EMASA. Ahí se metió mano a “la infraestructura tradicional que teníamos, que eran blades y SAN. Esta infraestructura funcionó relativamente bien hasta que decidimos comenzar a virtualizar servidores”. En ese momento, “cuando decidimos incorporar SAP a la compañía, nos encontramos con graves problemas de rendimiento, quejas de los usuarios, una infraestructura que no estaba pensada para la virtualización y unos altísimos costes” para la gestión de recursos TI. Por todo ello, al final, “teníamos que destinar mucho personal”, explica Galdón en declaraciones a NetMediaEurope España.

Algo tenía que cambiar. EMASA comenzó a “pensar en una solución diferente” que le permitiese superar la inestabilidad de rendimiento, el uso excesivo de recursos y los costes elevados de mantenimiento asociados a la solución que venían usando desde hacía un tiempo. En su lugar se implementó Xtreme Computing Platform, la propuesta de Nutanix que integra computación, almacenamiento, redes y virtualización a través de una plataforma hiperconvergente. “La parte de virtualización que teníamos con los servidores” junto a “la infraestructura que nos proporcionaba Nutanix” demostró ser “el complemento perfecto”, en palabras del director de Tecnologías de la Información de EMASA. Xtreme Computing Platform ha permitido a EMASA dar el salto a la hiperconvergencia de la mano de Nutanix, y a través del integrador MicroCAD, que es pionero en este tipo de arquitecturas. “Frente a la oposición de la mayoría de los grandes fabricantes que nos tildaron de locos en su momento, dimos ese paso adelante y decidimos embarcarnos en esta aventura hiperconvergente”, cuenta Pedro María Galdón Conejo.

Al hacerse cargo del proyecto, MicroCAD se enfrentó a una infraestructura compuesta por 40 servidores más 3 cabinas de almacenamiento. “Nos parecía una barbaridad y pensábamos que podríamos consolidar esa carga en una infraestructura mucho más lógica”, comenta Guillermo López Martínez, responsable de Sistemas en MicroCAD. “Nutanix se adaptaba perfectamente a la carga virtualizada que ya soportaba EMASA, pero además podía hacerlo con unos recursos de computación y de almacenamiento” que se caracterizaban por ser “mucho más comedidos, es decir, adaptados a las necesidades reales”. También se contaba con la ventaja del “crecimiento lineal”, de modo que “no teníamos que apostar por una infraestructura totalmente sobredimensionada por lo que pudiera ocurrir”, valora López Martínez. Como resultado, se dejó la cifra final en 8 nodos de computación y almacenamiento, la mayoría de ellos instalados en el centro de datos principal y hasta 3 ubicados en el de respaldo. El proceso coincidió con el traslado físico del centro principal desde Hospital Noble a Tabacalera, lo que facilitó una migración de “las máquinas virtuales en caliente sin que los usuarios percibiesen ninguna parada, ningún corte”, con plazos “cortísimos”.

De hecho, “lo único que percibieron fue una mejora de rendimiento”. Un rendimiento que “llamó mucho la atención y generó llamadas al centro de soporte para ver qué era lo que ocurría”, señala el representante de MicroCAD. En esto consiste precisamente la infraestructura invisible que permite olvidarse de los problemas una vez desplegada, liberando a los técnicos. “Los principios de arquitectura en los que está basado Nutanix son principios que fueron inventados por compañías, no por fabricantes”, destaca a este respecto Carlos Santa María Pico, Sales Manager de Nutanix. Fueron “usuarios que tenían un negocio y tenían un problema” quienes “visualizaron que las infraestructuras tradicionales podían ser un obstáculo a la hora de desplegar” su actividad. En concreto, Nutanix ofrece a sus clientes una escalada en rendimiento, simplicidad y un uso racional de las inversiones. “Estamos hablando de llevar el dato lo más cerca posible de donde se ejecuta”, dice Santa María, mejorando unas “100.000 veces el rendimiento tradicional”. De “dedicar a las personas que están gestionando las redes SAN a tareas de mucho más valor añadido” porque ya no tienen que estar pendientes “de arreglar todos los fusibles de su organización, de la luz o del agua”, cosas ya incluidas en el servicio. Y de “no gastar nunca más de lo que se necesita en cada momento”.

“La arquitectura que propone Nutanix ha supuesto un cambio en el rendimiento, una mejora en el rendimiento, absolutamente espectacular”, subrayan desde EMASA. Su director de Tecnologías de la Información, Pedro María Galdón Conejo, asegura que ha cumplido con “todas las expectativas que habíamos depositado en la solución”. A la mejora de rendimiento hay que sumarle los beneficios energéticos y de consumo. Xtreme Computing Platform “tiene unos costes a nivel energético muchísimo más bajos” que la arquitectura precedente. “Las emisiones de CO2 son muy bajas”, celebra Galdón Conejo y “el ahorro en electricidad también es muy importante. Es una solución” que a mayores “está muy pensada para cubrir todos los aspectos de seguridad, tanto en la parte de computación como en la parte de almacenamiento. Y, en resumidas cuentas, los rendimientos han sido espectaculares, la solución es muy fácil de administrar y, además, nos da una seguridad mucho más fiable que lo que teníamos anteriormente”, concluye este directivo. El salto de EMASA a la hiperconvergencia ha sido todo un éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor