Hacer uso de una VPN en Linux: beneficios y cómo instalarla

¿Qué es un Brand Discovery ?
Gestión de la seguridadGestión de RedesOpen SourceRedesSeguridadSistemas OperativosSoftwareWorkspace

El funcionamiento de una VPN es bastante sencillo y te permitirá ocultar tu información en la red, para que los sitios y servidores no puedan obtener tus datos.

Muchas personas, en especial los más novatos con este sistema, piensan que Linux es invulnerable y descuidan la seguridad. La realidad es que tu sistema operativo Linux también puede verse comprometido.

Hay muchas formas en las que puedes asegurar tu sistema, sin embargo, una de las más sencillas es haciendo uso de una VPN. Este es un método bastante seguro y muy utilizado con el que se puede navegar de una forma privada y sin exponerte.

Esto no es algo nuevo, lleva muchos desde que fue inventada, sin embargo, en la actualidad, está ganando cada vez una mayor popularidad, ya que los usuarios se están preocupando mucho más por su seguridad en la red.

¿Qué es una VPN?

Una VPN son las siglas de Virtual Private Network, es básicamente una red privada que se utiliza con la finalidad de cifrar una conexión. En pocas palabras, una VPN te permitirá ocultar tu información en la red, para que los sitios y servidores no puedan obtener tus datos.

¿Cómo funciona una VPN?

El funcionamiento de una VPN es bastante sencillo, cuando accedes a un sitio web de forma tradicional, la solicitud se envía del router al ISP y de allí vas directamente al sitio que deseas acceder. 

Cuando utilizas una VPN, esto cambia, cuando accedes a un sitio web, la solicitud pasa de tu router a tu ISP. Luego de allí, en lugar de ir directamente al sitio web, la conexión llega hasta el servidor VPN y de allí al sitio web. En este caso, el sitio web registra la información del servidor VPN en vez de tu información local. Todo esto ocurre en cuestión de milisegundos por lo que ni siquiera te darás cuenta.

¿En qué casos es recomendable usar una VPN?

No todas las personas necesitan usar una VPN, sin embargo, hay algunos casos en los que se recomienda su uso. Por ejemplo, si te conectas a internet a través de una conexión pública, es recomendable que utilices una VPN para proteger tu conexión ante cualquier ataque.

Otro caso en el que debes utilizar una conexión VPN es si necesitas acceder a un sitio que contenga geolocalización. Hay muchos sitios, tanto gubernamentales como de streaming, que cuentan con algún tipo de bloqueo regional. Si necesitas saltar esas restricciones puedes utilizar una VPN para enmascarar tu conexión.

Beneficios de usar una VPN

1. Protege tu identidad en la red

Una VPN te ayuda a proteger tu identidad en línea, esto no quiere decir que eres anónimo, todos tus pasos quedan registrados, pero no sabrán que has sido tú. Esto se debe a que el servidor VPN enmascara tu conexión y la sustituye por la del servidor.

2. Permite saltarse los bloqueos geográficos

En la red hay muchos sitios que aplican bloqueos geográficos para permitir únicamente las conexiones de un país o bloquear las conexiones de un país específico. Una conexión VPN te permitirá saltar estos bloqueos al conectarte a través de un servidor de un país permitido.

3. Permite cuidarte de los ciberdelincuentes

Una de las principales características de las VPN es que es capaz de protegerte del ataque de los cibercriminales. Esto se debe a que cifra toda la información, por lo que te resguarda de sus ataques.

¿Cómo instalar y utilizar una VPN en Linux?

Instalar una VPN en Linux es más sencillo de lo que piensas, a continuación, vamos a describir los pasos para instalar una VPN en Linux. Intentaremos explicarlo lo más sencillo posible para que incluso, aquellas personas que no tienen conocimientos puedan hacerlo.

1. Elige un proveedor confiable

Lo principal es elegir un proveedor de VPN que sea confiable y te ofrezca un buen servicio. Te recomendamos el uso de ExpressVPN, además, es el que utilizaremos para este pequeño tutorial.

2. Descarga el instalador

El siguiente paso es descargar el instalador del servidor VPN. Para ello deberás acceder al sitio web del proveedor y descargar el paquete correspondiente a tu sistema operativo. Las dos opciones que verás será la del sistema de 32 y 64 bits.

3. Ejecuta el instalador

Busca el archivo descargado y ejecuta el instalador, una vez hayas terminado de instalarlo, podrás empezar a utilizarlo. Generalmente, las nuevas distribuciones de Linux te permitirán instalar el programa sin la necesidad de recurrir a la consola de comando.

4. Instalación mediante la consola (Solo si falla el instalador)

En el caso de que el instalador falle, siempre puedes recurrir a la consola para realizar la instalación. Para ello, solo ejecuta los siguientes comandos:

Accede a la carpeta de descargas:

cd ~/Downloads/

Ejecuta la instalación dependiendo de tu distribución:

Ubuntu / Debian / Mint: sudo dpkg -i [nombre del archivo]

Fedora / CentOS: sudo yum install [nombre del archivo]

Para activar el servicio de la VPN, abre una nueva terminal y escribe el siguiente comando:

expressvpn activate

Esto es todo, una vez lo hayas activado, todo el proceso de instalación habrá culminado.

 

Lea también :