Identidad Digital: “Los cibercriminales tienen mucha información de nosotros”.

Seguridad

Especialistas en fraude de la identidad digital de Mitek exponen su perspectiva ante la situación en la que muchas empresas y usuarios se encuentran.

Envueltos en la época en la que nos encontramos, y más en la situación que desde hace unos meses estamos experimentando debido a la crisis de la COVID-19, las soluciones de identidad digital se han convertido en una tecnología muy valiosa con la que se nos permite demostrar quienes somos en la red.

La pandemia ha provocado que, en muchos casos, se vea forzado el proceso de digitalización, sobre todo en el sector financiero y bancario. Por eso, el fraude en la identidad digital es algo que debemos conocer y afrontar con herramientas que nos permiten acceder con seguridad a cada vez más servicios y más plataformas online.

Especialistas de Mitek, compañía especializada en tecnología de verificación de identidades que permite a las empresas incorporar nuevos clientes sin necesidad de estar presente físicamente, explican que esta verificación de identidad es fundamental para generar confianza dentro de estas interacciones y permitir verificar la identidad de los usuarios cumpliendo la normativa.

Mitek trabaja con empresas de todo el mundo para garantizar esa experiencia al cliente y permitir la confianza en la economía digital con tecnología basada en Inteligencia Artificial apoyada por expertos en fraude de identidad. Toda esta situación está provocando la estimulación necesaria para crear sistemas más exigentes al detectar esos ataques de fraude de identidad.

Analizando el contexto actual

Jaime Enríquez, Curstomer Success Manager de Mitek, comenta que “la situación nos ha llevado a pasar más tiempo frente a las pantallas y, además, a compartir el tiempo de ocio con el laboral, algo que supone un riesgo muy importante. Los cibercriminales se van a mover muy bien debido al tiempo que estamos empleando en un mismo dispositivo”.

“Tanto en el ecosistema laboral como en el personal, los cibercriminales están aprovechando para llevar a cabo ataques de phishing”.

La banca online está experimentando un gran número de ataques y ante esta situación lo que se está haciendo es que se van a poner soluciones no tan maduras como lo que sería necesario; algo que, inevitablemente, va a generar problemas futuros que habrá que afrontar y resolver.

Pero, ¿se ha notado un aumento en el número de verificaciones de identidad?

Roger Civit, Document Review Lead de Mitek, defiende que “claramente se ha visto un aumento en las transacciones de identidad. Esto es porque hasta ahora, las cosas que podíamos hacer presencialmente, como ir al banco, pero ahora se están teniendo que hacer online y esto conlleva en tener que verificar de manera online tu identidad”.

“La presión que genera el fraude es tal que cualquier agujero que los cibercriminales se puedan encontrar lo van a utilizar. Desde nuestro punto de vista, vemos el resultado de eso, cómo los documentos o las señales biométricas se modifican”, explica Enríquez. Y añade: “Hablando mucho con los clientes se pueden tipificar bien los diferentes tipos de fraude de identidad. Están los típicos fraudes en los que se cambian algunos rasgos como la edad o la dirección porque conviene para recibir cierto servicio o el ceder tus credenciales a un amigo o familiar para que usen tu cuenta. Aunque, por supuesto, luego están los casos mas graves en los que se ceden las credenciales a testaferros que operan en nombre de otra persona. La suplantación por fallecimiento también es algo muy típico”.

Según explica Roger Civit, desde perfiles falsos hasta documentos reales se modifican para intentar que sean lo más creíbles de cara a terceras personas. “Al final, nuestra premisa es que todas las tecnologías que son de vanguardia son las reliquias del futuro del museo tecnológico. Hay que actualizarse siempre”.

“Los cibercriminales tienen mucha información de nosotros”.

Invertir en nuevas soluciones se ha convertido en un nuevo estándar para asegurarse de que la persona que quiere o está haciendo la petición de cierto producto es la persona que es, “porque si no lo es, mala predicción”.

Aspecto económico: millones de pérdidas económicas

Por otro lado, no sólo son las pérdidas económicas sino la perdida de confianza. “Todos tenemos en la cabeza palabras como blockchain, que aseguran esa confianza en las transacciones de criptomonedas, pero en el futuro está sonando mucho para temas de identidad. Hoy en día la identidad digital no responde a un consenso enorme de muchas organizaciones”, matiza Enríquez.

El cambio a este modelo es, igualmente, cuestión de confianza. Los usuarios deben crecer un poco mas y demandar esa seguridad de los datos y que las empresas confíen en estas tecnologías. Por otro lado, también preocupa el cumplimiento de las normativas. A nivel de regulación estamos viendo que es necesario que esta vaya a la misma velocidad que la tecnología evoluciona, porque si no se propicia la posibilidad de un mayor riesgo. “Es muy importante este compás entre normativa y tecnología”.

Por su parte, Civit ha explicado que “estas herramientas que comprueban la identidad deben dar un punto de seguridad garantizando que la empresa en cuestión se toma en serio la seguridad de los usuarios y clientes”.

“Desde la entrada de inteligencia artificial, cada herramienta que nosotros planteamos tratamos de que responda a dos preguntas: ¿puede luchar contra el fraude? Y, ¿mejora la experiencia del usuario?. El servicio manual complementa muy bien hasta donde no puede llegar el servicio automático”, concluye Enríquez.

“Todos los servicios de inteligencia artificial son una buena barrera pero al final siempre esta ese documento que por alguna característica concreta es muy complicado de tratar. Nuestro servicio manual permite paliar cualquier tipo de problemas que puedan surgir al validar un documento” ha matizado Roger Civit.

Lea también :