Industria 4.0: la digitalización, los robots, la inteligencia artificial y la personalización ofrecen una oportunidad sin precedentes para Europa y España

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoERPGestión EmpresarialInnovaciónIOTSoftware

La integración de la inteligencia de negocio y la de fabricación, la robótica, la visión artificial y la personalización pueden llevar a Europa a una nueva era de florecimiento empresarial para competir con el dominio industrial asiático.

Es fácil ver que, para muchos tipos de producto, la industria asiática no tiene rival hoy en día, porque incluso aunque la robótica y la automatización pueden ayudar a otros países a ser más competitivos en el sector industrial, los niveles de robotización son y parece que va a seguir siendo, mucho más elevados en países como Corea del Sur. Otros países como China, aunque no alcancen la misma robotización (todavía) cuentan con una mano de obra mucho más barata y plantas de fabricación y personal cualificado que en segmentos como la tecnología son imposibles de igualar. Sin embargo, Europa tiene, gracias a la automatización, la inteligencia de negocio aplicada a la industria, la robótica y otras tecnologías (y circunstancias) una oportunidad única de florecer de nuevo con la Industria 4.0. Ésta es una de las conclusiones que se pueden obtener del evento sobre Industria 4.0 y automatización que se ha celebrado recientemente en Silicon España y que ha tenido como anfitriones a la consultora Techedge, el desarrollador de software ERP IFS y el fabricante de robótica OnRobot.

El webinar, conducido por Daniel de Blas, periodista especializado en tecnología y responsable de Branded Content de NetMedia, ha contado con la participación de María Jesús Fernández, Extended Operations & Logistic Director de Techedge; Gonzalo Valle Alonso, Presales Manager España y Portugal de IFS; y Enrique Palomeque, Area Sales Manager para España, Portugal, Israel y Grecia de OnRobot. Para los tres expertos, hay circunstancias geopolíticas que favorecen que Europa y nuestro país puedan mejorar sustancialmente la importancia de su sector industrial. Así, como se ha visto por el bloqueo de mercancías en el Canal de Suez durante el pasado mes de marzo, la fabricación en cercanía puede tener muchas ventajas, y la industria del futuro en regiones como Europa puede apoyarse no sólo en la robotización, sino en otros factores como la personalización, o la paulatina evolución hacia los servicios o la “producción como servicio”.

La clave de la Industria 4.0 está en la integración, pero también el reto

Durante el evento, que puedes ver ahora en modo bajo demanda, los expertos también han coincidido en que una de las claves de la correcta digitalización y transformación de las empresas industriales está en la integración de elementos, tanto los del software y la parte IT como los de la fabricación. Esta integración es el elemento más complejo ya que involucra a los sistemas ERP, como los que desarrolla IFS y que están expresamente creados para distintos sectores industriales, pero que tienen que entenderse con el hardware y el software de las áreas de fabricación, que ha sido tradicionalmente un entorno muy heterogéneo. Por suerte, como explica Gonzalo Valle de IFS, cada vez están más extendidos estándares que permiten unir la inteligencia de negocio con la de fabricación para obtener beneficios muy importantes, tanto por los ahorros en fabricación, como el mantenimiento predictivo para evitar paradas no previstas, así como todas las ventajas que se obtienen de la optimización en el aprovisionamiento y la predicción de la demanda. Como explica María Jesús Fernández de Techedge, la digitalización elimina los “reinos de taifas” de las organizaciones porque “puedes poner a toda la cadena de valor a pensar cómo mejorar el negocio y eso es gracias a la digitalización”.

Tecnologías transformadoras para la industria

Durante el webinar también se han abordado algunas de las tecnologías que están revolucionando la industria y, además de los propios robots, que están evolucionando para ser más ligeros, más transportables y más fáciles de adaptar, los ponentes coinciden en que la visión artificial es una de las tecnologías que más está consiguiendo mejoras disruptivas en el mundo industrial. Así lo cree María Jesús Fernández de Techedge; que afirma que el reconocimiento de imágenes o esta visión artificial y la propia inteligencia artificial, son dos de los pilares en los que se apoya la nueva revolución industrial. Como explica también Enrique Palomeque de OnRobot, los “ojos de sus robots” son cada vez más avanzados y son un elemento clave para mejorar las capacidades de un robot, que puede reconocer objetos en tres dimensiones o con distintos colores, calcular distancias con gran precisión y ejecutar tareas que serían más complejas de programar y con menos flexibilidad usando otros métodos.

La seguridad también protagonista

Como sucede en las organizaciones no industriales, la seguridad es otro de los grandes ejes sobre los que debe girar cualquier proceso de digitalización. Si cabe, en el mundo industrial es todavía más crítico porque la ciberseguridad ya no sólo atañe a las áreas convencionales sino que en el área de fabricación un fallo de seguridad puede tener consecuencias catastróficas si afecta a la maquinaria o a los robots. Además, como señalan los expertos, uno de los eslabones más frágiles en el aspecto de la seguridad sigue siendo el del personal que tiene que estar debidamente formado y concienciado, algo que puede ser un problema en las áreas de fabricación cuando los operarios provienen de una fabricación más tradicional o “no digitalizada”.

El nuevo rol del CIO en las organizaciones industriales

Otro de los aspectos que se tratan en el webinar es el del complicado papel de los CIOs en este tipo de empresas ya que tienen que responsabilizarse de coordinar con las áreas de fabricación, integrar tecnologías y ser también corresponsables de su mantenimiento, cuando no asumir directamente la responsabilidad de la digitalización y la innovación en el área de fabricación. Para los ponentes, el CIO hace tiempo que ha dejado de ser el responsable de informática para ser un CIO “de negocio” y en las empresas industriales tienen que ampliar su experiencia y conocimientos a estas áreas. El CIO ya no tiene que saber sólo de informática, sino que tiene que saber de todo lo que tiene que ver con tecnología de la empresa y como todo en la organización embebe cada vez más software, hace que el CIO esté implicado de manera directa en la integración de la maquinaria o de los robots”, ha señalado Gonzalo Valle de IFS.

 

Lea también :