Intel anuncia protección basada en hardware contra Spectre y Meltdown para finales de año

ComponentesSeguridadWorkspace

Intel está realizando cambios en el diseño que implementará en los procesadores escalables Intel Xeon “Cascade Lake” y la octava generación de Intel Core.

El año 2018 comenzó marcado por la revelación de las vulnerabilidades de seguridad Spectre y Meltdown  que afectaban a procesadores de compañías como Intel.

Esta revelación hizo a la industria tecnológica unirse y lanzar soluciones con las que contener el problema en los dispositivos que se basan en chips lanzados al mercado durante los últimos años. E Intel, por ejemplo, se ha comprometido con el concepto de Security-First Pledge, que consiste en poner a los clientes en primer lugar, comunicar de forma trasparente y puntual y ofrecer seguridad permanente.

Estas tres líneas han vuelto a ser recordadas por Brian Krzanich, CEO de Intel Corporation, que reconoce que “el entorno de la seguridad se encuentra en constante evolución y sabemos que siempre van a seguir surgiendo nuevas amenazas”.

Krzanich confirma que ya se han lanzado actualizaciones de microcódigo para las vulnerabilidades Spectre y Meltdown que cubren “el 100 % de los productos Intel comercializados durante los últimos cinco años”.

“Aunque continuaremos ocupándonos de la Variante 1 mediante mitigaciones de software, estamos realizando cambios en nuestro diseño de hardware para ocuparnos aun más de las otras dos”, ha añadido. “Hemos rediseñado partes del procesador, para incorporar nuevos niveles de protección mediante particionamiento que van a proteger contra las Variantes 2 y 3. Podemos pensar en este particionamiento como unos ‘muros protectores’ adicionales entre las aplicaciones y los niveles de privilegios de los usuarios que crean un obstáculo para las personas malintencionadas”, explica.

De cara al futuro, Intel dice que habrá protección basada en hardware para ordenadores y centros de datos a finales de este mismo año.

Los cambios se implementarán en la próxima generación de procesadores escalables Intel Xeon “Cascade Lake” y en la octava generación de Intel Core que sus responsables pretenden distribuir a partir de la segunda mitad de 2018.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor