La sensibilidad tecnológica será una competencia imprescindible en 2021

Workspace

Otras cualidades apreciadas, especialmente a nivel directivo, serán la gestión de crisis y el liderazgo del cambio.

La pandemia de coronavirus ha intensificado los procesos de transformación digital en las empresas. Pero ese proceso no se limita a la adopción de soluciones y productos, sino que se extiende al talento.

La guía The Future of Work de la consultora Robert Walters, especializada en selección de mandos intermedios y directivos, apunta a cinco competencias imprescindibles ya para 2021 que obligará a muchos profesionales a reciclarse.

Una de ellas es la “sensibilidad tecnológica”, que pasa por formar “una visión estratégica y transversal que inspire a sus compañeros” sobre el potencial de la tecnología. También muy vinculada a la tecnología, figura la capacidad de “Business Intelligence” o de convertir los datos en inteligencia de negocio.

En tercer lugar, Robert Walters nombra el “liderazgo del cambio”. Es decir, ser capaces de guiar a sus compañías en un entorno volátil, de cambio constante y poco predecible.

Otra habilidad necesaria para los directivos es la “culturización corporativa virtual”, que surge como causa directa del incremento del teletrabajo.

Por último, la “gestión de crisis” será virtual. En estos tiempos de creciente dificultad, las empresas buscarán cada vez más profesionales que analicen el riesgo y lo minimicen. Y que lo hagan de manera proactiva.

“Los líderes deberán resaltar estas competencias”, señala Ignacio Hernández, Associate Director en Robert Walters”. Deben trabajarlas “en los planes de desarrollo de desempeño de sus equipos y poner en marcha los programas de reskilling/upskilling necesarios para que sigan creciendo y evolucionando, de manera acorde a las nuevas transformaciones y cambios”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor