Las próximas plataformas de lanzamiento de SpaceX serán dos plataformas petrolíferas

Adquisiciones y FusionesCienciaEmpresasInnovación

Con la adquisición de dos plataformas petrolíferas en desuso ubicadas en el Golfo de México, SpaceX se asegura dos nuevos puntos de aterrizaje y/o despegue para sus próximos lanzamientos de cohetes reutilizables.

Cuando Elon Musk dejó claro que venía a acabar con la era de los combustibles fósiles nadie creyó que llegaría a ejemplificarlo de una forma tan literal. Y es que más allá de su base de lanzamientos de Boca Chica de Boca Chica (Texas) los próximos lanzamientos de sus cohetes podrán tener lugar desde el interior de las aguas del fondo de México.

En concreto desde dos plataformas petrolíferas que supondrán una ligera variación sobre los planes de SpaceX de emplear plataformas de lanzamiento flotantes. Para ello, aunque se ha sabido ahora según informa CNBC, en agosto del pasado año SpaceX adquirió dos plataformas de extracción de crudo propiedad de Valeros por un total de 7 millones de dólares.

Despegue y aterrizaje

Hasta el momento SpaceX ha venido usando plataformas de despegue en tierra y según la misión ha hecho aterrizar de forma controlada sus cohetes reutilizables en pista terrestres pero también en barcazas que se adentraban en alta mar.

Los cohetes de regreso automático de futuras misiones, al presentar mayores dimensiones y peso, necesitarían de una pista de mayor capacidad, resistencia y tamaño que estas embarcaciones de algo menos de 100 metros de longitud. Esta sería la razón para hacerse con plataformas petrolíferas en desuso ubicadas en alta mar, donde cualquier incidente con posibilidad de deflagraciones, no ocasionaría los potenciales riesgos de tener lugar en tierra firme.

Se trata de instalaciones fijas, alejadas de lugares habitados, y adicionalmente cuentan con la ventaja de no necesitar que se despeje el espacio aéreo circundante con carácter previo a los lanzamientos y/o recuperaciones de los cohetes.

Inspiración mitológica marciana

Dada la fijación de Elon Musk, fundador y CEO de SpaceX, con llegar a Marte y colonizar el Planeta Rojo, a nadie debería sorprender el nombre con el que han sido rebautizadas ambas plataformas: Deimos y Phobos, por los dos satélites naturales de Marte (así bautizados miedo y terror, en español, por las personificaciones mitológicas del temor).

Lea también :