Oracle: “Nuestra base de datos es capaz de autogestionarse en ámbitos como la seguridad, la disponibilidad, el escalado y el rendimiento”

En 1979, Larry Ellison, CEO, anunció la primera versión comercial de la base de datos de Oracle. Se trataba de un desarrollo inicialmente encargado por la CIA cuando Ellison se encontraba trabajando para la compañía AMPEX, especializada en componentes electrónicos. El nombre en clave de este motor de bases de datos relacionales era precisamente ‘Oracle’, que el directivo utilizó para fundar la compañía y mantenerlo hasta la actualidad.

Desde entonces, Oracle ha liderado el segmento de las bases de datos para entornos empresariales a pesar de la competencia proveniente de compañías como IBM (DB2) y Microsoft (SQL Server). Con el paso de las versiones, la base de datos pasó a denominarse Oracle Database (para diferenciarla de otros productos del fabricante más allá de este segmento) e incluso adoptó algunas siglas en la nomenclatura de las versiones como i (Internet), g (grid) y más recientemente c (cloud) para adaptarse a las tendencias que iban surgiendo, pero su esencia ha permanecido inmutable: se trata del motor de base de datos que ha permitido a las organizaciones almacenar sus modelos de datos relacionales y extraer su valor durante más de tres décadas.

Con motivo del lanzamiento de la última versión, Oracle Database 21c, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Francisco Romero, Technology country leader for Iberia en Oracle, que nos habla de todas las novedades incorporadas y de su adaptación a las últimas tendencias como la nube nativa sin perder la esencia del popular motor de bases de datos:

—Oracle Database 21c es el motor de bases de datos para un buen número de soluciones como Oracle Autonomous Database. ¿En qué nivel de adopción a nivel local se encuentra vuestra base de datos autónoma y qué supondrán para vuestros clientes las mejoras de la nueva versión?

El grado de adopción de Autonomous DB está siendo muy bueno en España, tanto a nivel de clientes de base de datos que están migrando a la nube y optan por Autonomous como de nuevos clientes que crean cargas de trabajo directamente sobre nuestra base de datos.

Los beneficios que están obteniendo los clientes son varios. Pero me gustaría destacar el de la seguridad. Según datos del Ponemon Institute, el 52% de las fugas de datos tienen su origen en ataques maliciosos y la media de tiempo para llegar al fondo real de este tipo de problemas es de 280 días, suponiendo elevadas pérdidas para las empresas. Las capacidades de autoprotección de 21c eliminan casi por completo el factor humano, e incluyen encriptación, control de acceso, parcheado automático y auditoría. Ninguna otra base de datos en el mercado es capaz de realizar todas estas tareas de manera autónoma.

Además, Autonomous Database 21c proporciona reducción del TCO, capacidad de procesamiento flexible y extremadamente potente, y, por último, un servicio gestionado por IA que permite a los departamentos de TI de los clientes liberarse de las tareas de gestión y centrarse en aportar valor al negocio. La nueva versión incide en estos beneficios y, en particular, en las capacidades de aplicar machine learning directamente sobre los datos del cliente.

—En el mundo híbrido y multicloud actual, ¿qué ventajas proporciona la convergencia de Oracle Database 21c con respecto a otras alternativas diseñadas bien de forma nativa para la nube, bien para entornos on-premise?

Vivimos en un mundo en el que el dato es el nuevo petróleo. Disponer de una base de datos convergente permite sacar todo el valor de los datos de una compañía y evitar silos. Esto se traduce en un claro beneficio para el negocio, solo aquellas empresas que sean capaces de exprimir al máximo el valor de sus datos van a subsistir en un mundo pospandemia.

La gestión unificada del dato evita costes e ineficiencias propias de un modelo de gestión múltiple. Es muy sencillo. Los proveedores de la competencia requieren bases de datos y servicios de documentos JSON, operativos, analíticos, de graphos, ML y Blockchain separados para poder ofrecer las mismas capacidades que ofrece 21c. El enfoque de base de datos convergente de Oracle hace que, por ejemplo, los equipos de desarrollo de nuestros clientes sean mucho más productivos a la hora de crear nuevas aplicaciones y facilita la posterior evolución de las aplicaciones para satisfacer futuras necesidades del negocio.

Al proporcionar compatibilidad para todos estos tipos de datos, nuestra base de datos convergente puede ejecutar todo tipo de cargas de trabajo, desde IoT hasta Blockchain, Analytics y Machine Learning. No es necesario administrar y mantener

múltiples sistemas ni preocuparse, por ejemplo, por tener que proporcionar una seguridad unificada en todos ellos. Y permite a nuestros clientes llevar el algoritmo allá donde están los datos, y no al contario, reduciendo costes, complejidad y riesgos.

—Me interesa todo lo relacionado a la Inteligencia Artificial y el Aprendizaje de Máquina. ¿En qué sentido ha mejorado la base de datos con respecto a versiones anteriores gracias a funciones como AutoML?

Autonomous aplica AI para su gestión, eso implica que es capaz de autogestionarse en ámbitos como la seguridad, la disponibilidad, el escalado y el rendimiento. Es el propio servicio el que aprende y ajusta sus parámetros para conseguir el mayor rendimiento y nivel de servicio. Pero, además, Autonomous facilita la adopción del ML por parte del cliente. Lo consigue llevándose los algoritmos de ML/AI a la base de datos, desde donde el usuario puede invocarlos de forma sencilla sin necesidad de mover datos.

Con AutoML, facilitamos aún más el uso del machine learning por parte de no expertos. Una nueva interfaz de usuario hace que sea aún más fácil para los usuarios inexpertos aprovechar el machine learning dentro de la propia base de datos.

—¿Están siendo la IA y el ML verdaderamente útiles para las empresas o aún queda tiempo para ver algoritmos capaces de inyectar una plena autonomía a ámbitos como la gestión de bases de datos?

La respuesta es sí. Estas tecnologías están permitiendo eliminar tareas humanas de mantenimiento y optimización, ayudando a los negocios a acelerar sus go-to-market y a satisfacer mejor sus necesidades operativas. La automatización proporciona flexibilidad y facilita tomar decisiones mejores y más informadas.

En el caso de nuestra base de datos, es absolutamente autónoma. Se autogestiona, porque configura y realiza ajustes para cargas de trabajo específicas y amplía los recursos de computación cuando es necesario, todo ello de forma automática. Se autoprotege, porque mantiene a salvo los datos confidenciales del cliente, aplica parches para evitar vulnerabilidades de seguridad e impide accesos no autorizados, sin intervención humana. Y se autorrepara, porque detecta y protege automáticamente la base de datos contra fallos del sistema y errores de los usuarios, y además proporciona conmutación por error a bases de reserva sin pérdida de datos.

Esta automatización hace que los equipos de nuestros clientes puedan ahorrar tiempo en tareas de gestión y repetitivas, y dedicar sus horas a innovar y aportar valor al negocio. Nuestros clientes son capaces de reducir sus costes operativos hasta en un

90%, utilizando una base de datos convergente junto con automatización basada en machine learning.

—La nueva versión de Oracle Database llega con mayor soporte para JSON. ¿Cómo ves el futuro de SQL en la nube nativa?, ¿crees que seguirán conviviendo ambos modelos a medio/largo plazo?

Pienso que sí van a convivir. Los datapools más exitosos en el mercado están basados en modelos relacionales. Ambos modelos son especialmente potentes para proveer información en tiempo real a las empresas, algo absolutamente necesario hoy dadas las circunstancias cambiantes del mercado y la incertidumbre derivada de la pandemia.

—Otra de las principales novedades es la inclusión de tablas de Blockchain inmutables. Para entender lo que supone, ¿qué pueden hacer las empresas con esta capacidad?, ¿nos podrías aportar algún ejemplo o caso de uso del que puedas hablarnos?

La tecnología Blockchain es clave porque aporta la inmutabilidad de los datos -no pueden borrase ni alterarse-, el cifrado y la firma -si un dato es manipulado queda constancia de quién hizo el cambio- y la visibilidad de la validez de la información entre colaboradores. El problema es que Blockchain también requiere una infraestructura compleja y, lo que es más importante, la adaptación de las aplicaciones.

Nosotros, con nuestra visión de base de datos convergente, hemos incluido estas capacidades dentro de nuestra plataforma. Ahora los datos pueden residir en tablas siendo inmutables, estar cifrados con cadenas criptográficas y ser visibles de forma segura para los colaboradores sin complicar la arquitectura, usando la misma base de datos utilizada en casos de uso más tradicionales. Todo ello redunda en simplicidad y ahorro de costes para nuestros clientes. Y permite llevar a cabo proyectos que de otra forma serían muy costosos y difíciles de integrar con los sistemas del cliente.

Estamos viendo mucha necesidad real del Blockchain en el mercado. En nuestro país, las empresas están utilizando esta tecnología para casos de uso como el de la trazabilidad de la cadena de frío o el del mantenimiento técnico de infraestructuras, pero también estamos viendo como se utiliza en ámbitos tan relevantes como el de la producción sostenible y el comercio justo, ayudando a mejorar las políticas de Responsabilidad Social de las empresas.

—A nivel de rendimiento y estabilidad de los datos almacenados, ¿qué supone el uso de funcionalidades como el soporte de Memoria Persistente y la automatización en Database In-Memory?

Son dos tecnologías muy importantes que impactan en el negocio de nuestros clientes porque posibilitan una gestión de la información en tiempo real que de otra manera sería imposible.

El uso de chips de Memoria Persitente en plataforma Exadata -tanto en la nube como en servidores- permite una capacidad de procesamiento de datos como no existía hasta ahora. Los datos son persistentes sin necesidad de escribir a disco y la comunicación entre el almacenamiento y los nodos de computo no se hace a través de la entrada/salida tradicional sino con comunicación memoria a memoria (RDMA) a 100MB/s. Hablamos de un salto cuantitativo muy importante.

La opción In-Memory de la base de datos es una solución puramente software y permite tener una visión dual de la información, esto es, filas para el transaccional y columnas para la analítica. Y todo gestionado por la base de datos, transparente para la aplicación y en gran medida para el administrador. Poder combinar ambos tipos de carga supone una gran ventaja pues reduce la infraestructura y la complejidad y sin embargo su adopción es prácticamente transparente para nuestros clientes. Las necesidades de nuestros clientes son mixtas, no suelen ser puramente analíticas ni transaccionales. Cada vez más, necesitan analizar en real time la información que generan los sistemas transaccionales, y 21c les ayuda a reducir su time to market.

—¿Alguna novedad más de Oracle Database 21c que consideres interesante destacar?

Tras todo lo anterior, me gustaría añadir que estamos viendo una tendencia clara en el mercado: las empresas data driven son las que mejor se están manejando en esta época de pandemia y son las que tienen mayor posibilidad de subsistir cuando todo esto haya acabado. Una buena estrategia del dato y un modelo as a Service son la clave para la democratización de la analítica y el empoderamiento de los usuarios de negocio. La tecnología es el elemento que facilita todo lo anterior. Nuestros clientes lo han visto claro, y creo que el mercado en general comienza a ser consciente de la importancia de tener el dato disponible y estructurado en una base de datos convergente.

Pablo Fernández

Informático reconvertido a periodista, Pablo Fernández Torres comenzó su andadura profesional como redactor técnico y coordinador web en la revista PC Actual. Tras 7 años en esta publicación decidió dar el salto al segmento IT profesional para liderar el lanzamiento a finales de 2008 de la cabecera Silicon en España y posteriormente en la región LATAM. En la actualidad ejerce como director editorial Internacional de NetMedia Group, que edita otras publicaciones online como ITespresso, Channelbiz, SiliconWeek, B!T y ZDnet Germany.

Recent Posts

Radiografía de la inteligencia artificial en España

En nuestro país hay más de 200 actores clave en la implantación de la inteligencia…

17 horas ago

SAP entrega sus premios a los mejores proyectos del año

Los SAP Quality Awards 2021 reconocen el uso de tecnología en las categorías de Business…

1 día ago

DB Schenker refuerza su alianza con Volta Trucks para acelerar la transición hacia una flota urbana 100% eléctrica

Volta trucks y DB Schenker refuerzan su alianza para acelerar la transición hacia la movilidad…

1 día ago

Amazon supera en España los 1,15 GW de generación de energías renovables con cuatro nuevos proyectos en Extremadura, Castilla–La Mancha y Madrid

Amazon aumenta hasta 1,15 GW su capacidad de generación de energías renovables en España con…

1 día ago

5 tendencias de ciberseguridad para 2022 según la Oficina de Ciberseguridad TÜV SÜD

La Oficina de Ciberseguridad de TÜV SÜD destaca 5 tendencias de ciberseguridad para 2022.

1 día ago

España acoge el primer Huawei Developer Day

En su encuentro con desarrolladores, el gigante chino ha anunciado que la AppGallery ha distribuido…

1 día ago