Philips se centra en el ahorro energético con su último monitor

Workspace

El modelo Philips 242B1G busca la sostenibilidad a través de tecnología como PowerSensor y LightSensor o el interruptor de alimentación 0-watt.

Usar la tecnología de un modo responsable y, sobre todo, usar tecnología que es responsable con el medioambiente es una máxima marcada a fuego en la conciencia de muchos usuarios.

Pensando directamente en el sector profesional, Philips ha renovado su Philips B Line y ha presentado uno de los monitores más ecológicos de la gama: el Philips 242B1G.

Este monitor presenta especificaciones como un tamaño de 23,8 pulgadas, tecnología IPS, las funciones LowBlueMode y FlickerFree que reducen la luz azul y el parpadeo y una experiencia de lectura similar a la del papel con EasyRead.

Pero lo que más destaca es su ahorro energético. Para empezar, Philips 242B1G aplica retroiluminación LED para mantener color y brillo pero consumiendo menos.

Esto se complementa con la tecnología de señales infrarrojas PowerSensor, que reduce automáticamente el brillo cuando detecta la ausencia del usuario, y LightSensor, capaz de jugar con la luz ambiental para ajustar el brillo.

Además, el monitor viene con un interruptor de alimentación 0-watt. Al pulsarlo, se desconecta completamente de la corriente alterna.

También cabe señalar que este producto cumple con normas internacionales como EnergyStar 8.0, EPEAT y RoHS.

Philips ha prestado atención asimismo a los materiales. El monitor llega libre de sustancias nocivas como mercurio, halógeno y PVC/BFR. Y los materiales elegidos para su embalaje son 100 % reciclados.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor