Teletrabajo e infodemia, principales riesgos para la seguridad en tiempos de coronavirus

Seguridad

Check Point asegura que la pandemia “ha puesto de manifiesto la falta de preparación de muchas empresas en términos de ciberseguridad”.

La crisis del coronavirus ha destapado las carencias del sector empresarial a nivel de preparación tecnológica.

El confinamiento obligado de millones de personas para reducir el contacto social y frenar los contagios ha llevado a las organizaciones a recurrir al teletrabajo. Pero, ¿lo han hecho de forma eficiente? Según el director general de Check Point Iberia, Mario García, “el cambio de paradigma del desarrollo de la actividad profesional, en el que hemos pasado de entornos de trabajo físicos y comunes a todos los empleados a infinidad de distintas localizaciones como consecuencia del confinamiento, hace que la accesibilidad a los datos en remoto sea una necesidad, lo que ha puesto de manifiesto la falta de preparación de muchas empresas en términos de ciberseguridad”.

Una encuesta de Check Point revela que un 95 % de empresas se enfrenta a retos de seguridad adicionales que están relacionados con el teletrabajo. Y a un 61 % le preocupan esos riesgos de seguridad y los cambios necesarios para habilitar el trabajo en remoto. Parece que la pandemia ha pillado a contrapié a muchas compañías, que deben garantizar la protección de los datos.

Aquí hay dos frentes abiertos. Por un lado, la falta de protección de los dispositivos, tanto ordenadores como tabletas y smartphones. Por otro, la falta de conocimiento sobre la tecnología de nube y la inexistencia de una estrategia de ciberseguridad clara.

Además de los retos derivados del teletrabajo, otro desafío que observa Check Point tiene que ver con la infodemia o el “consumo masivo de datos e historias relacionada con este virus”. Aunque mantenerse informado se antoja imprescindible para cumplir con las recomendaciones y peticiones de las autoridades y conocer la evolución de la pandemia, los ciberdelincuentes y otros actores están aprovechando el poder que emana de la información en tiempos de crisis para lanzar campañas masivas de fake news o noticias falsas. Por ello, se recomienda centrar el consumo de información en canales oficiales.

Entre los diferentes métodos de ataque utilizados por los delincuentes, el phishing y los dominios maliciosos destacan como los más empleados durante las últimas semanas. El 28 de marzo se registró un pico de 5 000 ciberataques. Y, desde el inicio de la pandemia, se han registrado más de 51 000 dominios relacionados con COVID-19, de los que unos 30 100 llevan fecha de la segunda mitad de marzo.

“Los cibercriminales siempre buscan capitalizar las últimas tendencias para incrementar el éxito de sus ataques”, explica Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal, “y han aprovechado la pandemia para lanzar campañas masivas de phishing y beneficiarse del miedo y el hiperconsumo de información relativa al virus”.

Para salirse con la suya, y acabar robando datos personales y de pago, usurpan el nombre y la imagen de marcas conocidas como Apple o Netflix.

Los expertos recomiendan utilizar herramientas tecnológicas de protección en todos los equipos informáticos y formar a los empleados.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor